Actualidad

Artículos de Opinión

La Ley de Cuidados Inversos y las Terapias No Convencionales

 

https://www.actasanitaria.com/tag/tudor-hart/

Por el Dr. Gonzalo Fernández

Si preguntáramos a nuestros colegas de terapias no convencionales por la Ley de Cuidados Inversos seguramente no serían muchos los que la conocen.

Y es una ley muy importante, en mi opinión. Seguro que el mismo Dr. Hahnemann, el fundador de la homeopatía estaría muy orgulloso de ella.

Mi colega, el Dr. José Ignacio Torres, y yo mismo nos hemos referido a ella en diferentes posts.

Vamos pues a saber un poco más de esta ley y cómo es su aplicación en el campo de las terapias médicas no convencionales.

¿Qué dice la Ley de Cuidados Inversos?

 

La Ley de cuidados inversos viene a decir que el acceso a la atención médica o social varía en proporción inversa a su necesidad en la población asistida.

En palabras del propio Dr. Julian Tudor Hart en su artículo de The Lancet de 19711:

La disponibilidad de una buena atención médica tiende a variar inversamente a la necesidad de esta en la población atendida. Esta ley de atención inversa es más acentuada allí donde la atención médica está más expuesta a las fuerzas del mercado, y menos cuando dicha exposición se reduce. La distribución de mercado de la atención médica es una forma social primitiva, e históricamente obsoleta, y cualquier retorno a ella exageraría aún más la mala distribución de los recursos médicos».

O sea, para decirlo en pocas palabras y en titulares periodísticos, que si usted es pobre o tiene menos recursos económicos tendrá menos atención médica o será de peor calidad.

 

¿Quién fue Julian Tudor Hart?

 

Tudor Hart nació en Londres en 1927, hijo de médicos. Su padre, Alex Tudor Hart, fue miembro de las Brigadas internacionales y trabajó en la batalla del Ebro en la guerra civil española.

Se graduó en Medicina la Universidad de Cambridge y en el St. Georges Hospital de Londres. Estudió epidemiología con Archie Cochrane de quien fue amigo y que tanto influiría en su formación.

En los años 60 del pasado siglo, y a pesar de toda esa formación médica tan privilegiada, decidió ejercer en una de las zonas más pobres del Reino Unido, en el pueblo minero de carbón galés de Glyncorrwg. Allí fue médico generalista durante más de 30 años.

Durante todo ese tiempo, además, se involucró mucho en la comunidad, ese proceso que ahora denominamos longitudinalidad, o sea, la atención médica continuada por el mismo médico de la mayoría de los problemas de salud de los pacientes y que tan beneficiosa es para ellos.

Muy activo políticamente, fue miembro del Partido Comunista, primero, y del Laborista, después.

Aplicó sus conocimientos epidemiológicos en Glyncorrwg y fue el primer médico en medir de forma rutinaria la tensión arterial de sus pacientes con lo que consiguió reducir la mortalidad

Esto lo hacia formando a los propios pacientes en medir la tensión arterial ya que pensaba que, con esta, y otras prácticas similares, los pacientes se interesaban más por su salud y pasaban de ser simples consumidores a elementos activos para promover prácticas y decisiones más saludables. Hacer de los pacientes, aliados informados. Con todo ello se adelantaba a la medicina como disciplina biopsicosocial y a la toma de decisiones compartidas que surgiría años después

Fue un gran impulsor de la medicina preventiva y en 2006 fue galardonado con el Premio Discovery por el Real Colegio de Médicos Generales del Reino Unido.

Tudor Hart, fallecido en 2018, ha sido un referente mundial para todos los médicos2, en general, y para la atención primaria, en particular (también en España).

 

La Ley de Cuidados Inversos en medicina convencional

 

Los ejemplos de esta ley en medicina son innumerables y se cumplen de manera inexorable, como dice el Dr. Gérvas (uno de sus mayores divulgadores en España). Es fácil comprobar que dejar la atención médica en manos del mercado hace que el acceso a ella sea muy desigual y solo los que pueden pagar pueden permitírsela. Pero incluso en sistemas universales integrados de salud se sigue observando esa ley. También, porque la pobreza favorece la enfermedad y porque, seguramente, estos sectores de población tienen una menor percepción de necesitar estos servicios.

Baste citar la pandemia Covid, en que una vez más se ha visto cómo la incidencia ha sido mucho mayor en barrios más desfavorecidos (a veces hasta el doble). Y menor la disponibilidad médica o de peor calidad. Una muestra más, como hemos dicho en otras entradas, con cierta ironía, de cómo el código postal es más importante que el genético.

Pero hay otra derivada de esta Ley, que siempre debemos recordar y que nos afecta como médicos y sanitarios de manera general sin importar qué tipo de terapéutica utilicemos.

Y es que damos más atención, en tiempo y calidad, a aquellos pacientes con mejor vocabulario, que nos entienden mejor, que son más “atractivos” o afines a nosotros, etc. cualidades que la mayor parte de veces van asociadas a una mayor educación, cultura (y clase social).

Atención a ella.  

 

La ley de Cuidados Inversos y las TMNC (Terapias Médicas No Convencionales)

 

Las TMNC son en su mayoría ejercidas en el ámbito privado y por ello el acceso a ellas se ve limitado por factores socioeconómicos donde, como hemos comprobado, tiene vigencia la ley de cuidados inversos. Hay que recordar, aquí, que a pesar de que la OMS recomienda a los países miembros que integren las medicinas tradicionales y complementarias en sus sistemas de salud, lo cual facilitaría que toda la población tuviese acceso a ellas en condiciones de mayor equidad, esto no es lo más habitual.

Pero, por otro lado, habría que hacer, también, algo de autocrítica.

En primer lugar, y como defensores de la corriente médica de desprescripción de medicamentos que no sean estrictamente necesarios. Si somos críticos con que un paciente anciano tome más de cinco o 10 medicamentos convencionales (en tantos casos, varios más aún) también lo deberíamos ser aun cuando estos sean “naturales”, de fitoterapia, herbales, o suplementos alimenticios a pesar de los, probablemente, menores efectos secundarios.

Y es que, en mi opinión siempre debería regir la idea holística y globalizadora del paciente, que tanto enfatizamos en homeopatía, para toda prescripción médica.

Por otro lado, está la cuestión de analíticas específicas, procedimientos, tecnologías innovadoras, etc. de las que habría que discriminar bien su necesidad y utilidad en según qué pacientes teniendo en cuenta sus costes en una época de constantes crisis económicas que siempre repercuten más en los sectores más necesitados. O los propios costes de los suplementos, antes mencionados, que los hace difícilmente alcanzables para estos sectores.

 

La Ley de Cuidados Inversos en homeopatía

 

La homeopatía es una de las terapias médicas no convencionales más favorable en esta vertiente socioeconómica que estamos analizando.

En efecto, a pesar de que las consultas son mayoritariamente privadas el coste de los medicamentos es ciertamente asequible.

Por otro lado, la homeopatía tiene desde sus inicios una tradición humanista y universalista que aspira a que toda la población tenga acceso a ella en condiciones de equidad. 

El mismo Dr. Hahnemann, en sus primeros tiempos, es un claro ejemplo de ello. Recordemos su trabajo itinerante como médico en diferentes pueblos mineros preocupándose, no solo de la salud individual, sino de sus condiciones de vida y trabajo en esas comunidades.

O cuando nos habla de la idea que tenía de cómo debería ser un médico y escribe como postdata:

“P.D: una palabra más: antes de escogerle, observad bien cómo se comporta con los enfermos pobres”

Más recientemente, en mi articulo sobre las primeras médicas homeópatas estadounidenses de finales del siglo XIX y comienzos del XX, sufragistas y defensoras de los derechos de las mujeres, hacia notar cómo crearon organizaciones, sin ánimo de lucro, para atender a los más desfavorecidos. Mencionemos, por ejemplo, a la WEIU (Women´s Educational and Industrial Union) que dio asistencia a cientos de miles de personas de pocos recursos económicos o discriminadas por su raza, género o clase social.

Miles de dispensarios homeopáticos gratuitos, asilos y orfanatos se fundaron, además, en esta época, en muchas ciudades norteamericanas y europeas.

Toda esta tradición ha seguido perdurando, según los países, las asociaciones homeopáticas y los propios médicos, veterinarios y farmacéuticos, a pesar de las dificultades, en nuestros tiempos.

Y como se decía en un texto3 de la ONG Homeópatas Sin Fronteras tras haber inaugurado un centro de salud integral en Somotillo (Nicaragua):

“La homeopatía trabaja con la totalidad del individuo, respetando su idiosincrasia, es barata, fácil de preparar y utilizar, ligera de transportar, respeta el medio ambiente sin crear residuos tóxicos y, además, promueve la autonomía de los países…”

Poco más cabe decir, excepto que sigamos trabajando para que la homeopatía, y el resto de TMNC, no sean unas terapéuticas de lujo ni de altruismo o voluntariado (aunque esto último siempre será bienvenido) sino de justicia social para que todas las personas que lo deseen puedan acceder a ella en igualdad de condiciones.

Bibliografía

  1. Hart.J, T. The Inverse care law. Lancet, 297 (1971), pp. 405-412
  2. Gené Badia, J., Martín Zurro, A., Julian Tudor Hart (1927-2018): referente mundial indiscutible de atención primaria, Atención Primaria, Elsevier, vol 50, núm 7, 2018
  3. Bravo, M.T., El centro de Salud Integral SomoSalud ya es una realidad en Somotillo (Nicaragua), Revista Médica de Homeopatía, Elsevier, vol. 3, núm. 2, 106-107, 2010

Si te ha gustado ¡compártelo!

corazon-azul_55

También te puede interesar

Qué es y para qué sirve la belladonna en homeopatía.

febrero 2, 2023
Piraguistas rio mujeres deporte MIR examen consejos r38

Consejos de un R38 para enfrentarse al examen MIR

Descubre en este post del Dr. Torres su experiencia y recomendaciones a la hora de enfrentarse al MIR y cómo...

enero 18, 2023

Leer para curar

diciembre 14, 2022

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.

Imagen suscripción

¿Quieres que te mantengamos informado/a?

Suscríbete a Homeopatía Suma

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. Homeopatía Suma no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. En el siguiente directorio encontrará un listado de profesionales de confianza asociados a la ANH: https://profesionales.homeopatiasuma.com