Actualidad

Artículos de Opinión

Homeopatía en la prevención y el tratamiento de las laringitis.

Por el Dr. Guillermo Basauri

La laringe es la parte de nuestra garganta en donde se crean los sonidos que hacen posible que construyamos palabras y hablemos. La inflamación de esta estructura es lo que conocemos como laringitis y en este post vamos a ver qué la provoca, cuáles son sus síntomas principales, qué tipos de laringitis existen y cómo la Homeopatía puede ayudarnos en su prevención y tratamiento.

La laringe y la voz

La laringe, también conocida como la caja de la voz, es una estructura que se encuentra en la garganta, en la entrada de la tráquea, y que contiene las cuerdas vocales, unas pequeñas bandas de tejido muscular recubiertas de una membrana mucosa.

Cuando queremos emitir un sonido las cuerdas vocales se juntan y vibran, mientras que el resto del tiempo permanecen abiertas y relajadas para que el aire pueda pasar a través de la tráquea y podamos respirar.

El habla se produce cuando impulsamos el aire desde los pulmones a través de la tráquea. Al pasar así por la laringe las cuerdas vocales vibran y producen un sonido que se convierte en palabras cuando es modulado en la boca gracias a los músculos que controlan el paladar blando, la lengua y los labios.

Tipos de laringitis y cuáles son sus causas

Distinguimos dos tipos de laringitis en función de su duración; las laringitis agudas y las laringitis crónicas.

Las laringitis agudas son cortas en el tiempo y mejoran rápidamente en cuanto las causa que las producían van remitiendo.

En cambio, se considera una laringitis crónica cuando dura más de tres semanas y suelen tener que ver con situaciones irritantes que se mantienen en el tiempo. Además, este tipo de laringitis pueden provocar lesiones en el tejido de las cuerdas vocales como son los pólipos y los nódulos laríngeos que, en algunos casos, pueden necesitar cirugía.

Las causas más frecuentes de las laringitis agudas suelen relacionarse con infecciones virales (mucho menos frecuentemente con infecciones bacterianas) y con el uso excesivo o inadecuado de la voz.

Las causas que pueden llevar a sufrir una laringitis crónica son más variadas y algunas de ellas pueden llegar a ser graves, por lo que siempre hay que investigar una alteración en la voz que se mantenga en el tiempo para conocer su origen. Las más frecuentes son:

  • Alergias.
  • Irritantes inhalados como humo de tabaco o gases industriales y profesionales.
  • El mal uso crónico de la voz en profesionales como cantantes o locutores.
  • Consumo excesivo de alcohol.
  • Reflujo gastroesofágico.
  • Algunas infecciones producidas por algunas bacterias, hongos y parásitos.
  • Sinusitis crónica.
  • Tumores y cáncer.

Signos y síntomas de la laringitis

Los más comunes son:

  • Ronquera o disfonía La disfonía es la dificultad para producir sonidos al hablar. Se produce así una alteración en el volumen o en la calidad de la voz. Como este cambio en el timbre de la voz suele generar habitualmente una voz más ronca, comunmente a la disfonía también se la denomina ronquera.
  • Afonía Supone la ausencia total de ésta, es decir, la persona no puede emitir ningún tipo de sonido.
  • Sensación de cosquilleo y de sequedad en la garganta.

En general, las laringitis suelen estar asociadas a situaciones banales pero si, además de algunos de estos síntomas, apareciera algún otro como sangre al toser, fiebre que no cede, dificultad respiratoria o, simplemente, una ronquera que se prolonga mucho en le tiempo será fundamental consultar lo antes posible con nuestro médico.

Las laringitis son también frecuentes en los niños pequeños y deberemos consultar inmediatamente con el médico si vemos que el niño presenta dificultad para respirar o emite un ruido agudo al tomar el aire, tiene dificultad para tragar o le ha subido la fiebre.

Diagnóstico

El diagnóstico de las laringitis suele hacerse en base a los signos y los síntomas que el paciente presenta. En la mayoría de los casos, una exploración básica del paciente y algunas preguntas  suelen ser suficientes para diagnosticar la causa de la laringitis.

En algunos casos puede ser necesario utilizar algunas técnicas especiales de exploración como la laringoscopia para ver el estado de las cuerdas vocales o una gastroscopia si se sospecha un reflujo digestivo, por ejemplo.

Tratamiento convencional de las laringitis

La mayoría de las laringitis agudas están provocadas por infecciones virales por lo que los antibióticos están totalmente desaconsejados. Aquí los medicamentos homeopáticos encontrarán una indicación de primera intención.

En las laringitis crónicas, diagnosticar el origen y tratar su causa será el objetivo. Evitar el tabaco, el alcohol en exceso y hacer un buen uso de la voz, incluso reeducándola si fuera necesario, son conductas básicas a seguir.

Los antibióticos si la causa es bacteriana y los corticoides en algunos casos muy severos, son las opciones farmacológicas más usadas. Y, como comentábamos, la cirugía puede ser otra opción a considerar, sobre todo en caso de pólipos y nódulos muy evolucionados.

Algunas medidas caseras que pueden ayudar mucho a recuperarnos de una laringitis suelen ser:

  • Descansar la voz todo lo que podamos y e intentar no susurrar al hablar porque, aunque pueda no parecerlo, susurrar fuerza más la voz que hablar normal.
  • Humedecer el ambiente con humidificadores o poniendo recipientes de agua sobre los aparatos de calefacción que lo permita y hacer inhalaciones de vapor de agua.
  • Hidratase adecuadamente.
  • Hacer gárgaras con agua salada. Usar sal marina sin refinar.

La Homeopatía en la prevención y el tratamiento de las laringitis

La prevención

Es frecuente que algunas personas tiendan a sufrir laringitis de repetición ante la más mínima exposición al frío o en cuanto padecen una infección vírica de las vías respiratorias. Medicamentos homeopáticos como THYMULINE, ECHINACEA, OSCILLOCOCCINUM o SILICEA, por citar los más usados, pueden ayudar a mejorar la función de nuestro sistema inmunitario de una forma general e inespecífica contribuyendo a prevenir la repetición de estos procesos.

Estos medicamentos homeopáticos podremos usarlos en cualquier persona, sea cual sea su edad o condición, y la posología (forma de tomar el medicamento) la indicará el médico experto en Homeopatía según cada caso. Pero además de este abordaje general de la prevención que podemos hacer en cualquier persona la homeopatía nos permite individualizarla cuando usamos los medicamentos de terreno de cada paciente, elegidos en base a toda su globalidad. Estos medicamentos homeopáticos modularán las tendencias patológicas de cada persona, en estos casos, la tendencia a padecer laringitis de repetición.

El tratamiento

Algunos de los medicamentos homeopáticos más utilizados:

  • ACONITUM. Es de gran utilidad en las laringitis con una tos seca, ronca, que aparece de una forma rápida y violenta, muy frecuentemente asociada a un enfriamiento brusco. Puede acompañarse de fiebre alta, también de aparición rápida. El paciente puede estar agitado y angustiado por su estado general y presenta sed de agua fría, que le alivia la garganta.
  • SPONGIA TOSTA. Este medicamento lo usamos cuando el paciente presenta una tos seca, crupal, sibilante. Esta tos se describe, clásicamente, como “perruna” o como si sonase a “una sierra cortando madera”. Hay una sensación de ardor y sequedad en la garganta. La tos puede provocar gran sofocación lo que puede generar, a su vez, ansiedad en la persona enferma. El cuadro mejora cuando el paciente bebe bebidas calientes.
  • HEPAR SULFUR. Uno de los síntomas que más nos hacen pensar en este medicamento es que la tos estridulosa se acompañe de intenso dolor de garganta, “como si estuviera en carne viva” o “como si tuviera una astilla clavada”. Todo mejora con la inhalación de calor húmedo y con la aplicación de compresas calientes en la garganta. Es frecuente, como en Aconitum, que el proceso comience tras un enfriamiento brusco.
  • COCCUS CACTI. El paciente siente un cosquilleo en la laringe que le impulsa a toser. La tos se calma con el aire fresco o bebiendo bebidas frías.
  • CUPRUM METALLICUM. Usaremos Cuprum en el caso de una tos espamódica, seca, con sofocación. Durante las crisis de tos puede producir un espasmo de la glotis que llegue a provocar cierta cianosis del paciente. En los más pequeños la tos incluso puede producirles pequeños espasmos por todo el cuerpo, pareciendo pequeñas convulsiones. Esta tos mejora con pequeños sorbos de agua fría.
  • MEPHITES PUTORIUS. Los espasmos laríngeos que provocan la tos en estos casos aparecen cada poco tiempo. Esta tos espasmódica puede producir también el amoratamiento (cianosis) de la cara. Mephites es muy útil en las laringitis con tos espasmódica incesante (tos durante toda la noche).
  • BRYONIA. La persona que se beneficiará de Bryonia tiene una sensación de sequedad en todas sus mucosas respiratorias con intensa sed. Pero lo más característico de esta tos es que se produce o se agrava ante el más pequeño movimiento, incluso por el mero hecho de hablar, por lo que el paciente busca estar en total inmovilidad. El calor de la habitación también provocará la tos.
  • RUMEX CRISPUS. Lo característico de estos pacientes es la sensación de un picor en el hueco que está justo encima del esternón que le provoca una tos seca, refleja, continua que empeora al inspirar aire fresco, por lo que es frecuente que vemos al paciente cubrirse la boca y la nariz con un pañuelo o bufanda.
  • ARUM TRYPHILLUM. La tos que alivia este medicamento es ronca y el paciente siente, como en Bryonia, una intensa sequedad de nariz y garganta. Pero lo que principalmente nos hace pensar en este medicamento homeopático es la disfonía con voz bitonal que acompaña al proceso. Son esas alteraciones de la voz en la que a la persona le salen contantes “gallos” al hablar.

Son solo algunos ejemplos, hay más. Lo más importante es entender las posibilidades en la prevención y el tratamiento de las laringitis que nos ofrece la Homeopatía, siempre desde la individualización de cada tratamiento y contando con la total seguridad que nos aportan los medicamentos homeopáticos que hace que sean utilizables en bebés, embarazadas y pacientes con otras dolencias y otros tratamientos farmacológicos. Y, por supuesto, podremos combinarlos con antibióticos o corticoides si lo considerásemos conveniente.

Además, en el caso de los pacientes que tuvieran que someterse a una cirugía para extirpar algún nódulo o pólipo laríngeo, en mi experiencia, la Homeopatía puede resultar de gran ayuda para mejorar la recuperación y para minimizar el riesgo de complicaciones. En este post hablo sobre las ventajas de usar la Homeopatía en las personas que se tienen que someter a alguna cirugía. 

Y recuerda que puedes suscribirte a nuestro blog y recibirás puntualmente todos los contenidos que vayamos publicando.

Si te ha gustado ¡compártelo!

corazon-azul_55

También te puede interesar

10 de abril: Día Internacional de la Homeopatía

La Homeopatía fue fundada en el siglo XVIII por el Dr Samuel Hahnemann, médico alemán nacido  el 10 de abril...

abril 8, 2024

Preparando oposiciones con homeopatía.

Los medicamentos homeopáticos ofrecen una serie de ventajas respecto a otros tratamientos convencionales en general, y en particular a la...

octubre 10, 2023

La era de la vileza… homeopática

Descubre en este post del Dr. Gonzalo Fernández reflexiones sobre la presencia de la vileza en la sociedad
Desde...

octubre 4, 2023

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.