Actualidad

Patologías

¿Qué es la Urticaria? Toda la información sobre síntomas, causas, tratamientos.

Urticaria qué es, causas, síntomas y tratamientos. Cómo puede ayudar la homeopatía.

Dr. Guillermo Basauri

La palabra urticaria proviene de la denominación latina urtica urens que recibe esa planta tan habitual en nuestros campos que es la ortiga. Y la cosa viene muy a cuento porque la manifestación cutánea que presenta la urticaria es muy similar a las lesiones que aparecen cuando nos ortigamos.

¿Qué es la urticaria?

La urticaria consiste en la aparición en la piel de ronchas de diverso tamaño, que pueden ir de milímetros a varios centímetros de diámetro, y que pueden ir variando de tamaño y localización a la vez que evoluciona el brote. Estos habones, como llamamos a estas ronchas, pueden tener un color más o menos rojo-rosado o, a veces, no diferenciarse del resto de la piel sana salvo por su aspecto elevado y no presentan ningún tipo de costra ni de escamas.

Se estima que la urticaria crónica puede afectar a entre el 1-5% de la población, aunque se estima también que entre un 15-25% de la población podrá sufrir algún cuadro de urticaria a lo largo de su vida. siendo más frecuente entre las mujeres. El paciente puede manifestar la urticaria de manera aislada o presentar a la vez alguna otra enfermedad alérgica.

Por supuesto, dada la naturaleza de la enfermedad, las lesiones no son contagiosas.

Tipos de urticarias

Las urticarias se clasifican según su duración:

  • Urticaria crónica será aquella en el que el brote en la piel haya aparecido hace más de seis semanas.
  • Urticaria aguda será la que el brote dure menos de seis semanas. De hecho, es muy frecuente que los habones tiendan a durar menos de 24 horas.

Causas de la urticaria

Las causas que pueden provocar una urticaria son múltiples y es frecuente que en muchos pacientes no sea posible relacionar los brotes con algún desencadenante concreto. Es decir, en muchos casos el origen es desconocido.

Algunas de las situaciones que con mayor frecuencia se relacionan con los brotes de urticaria son:

  • Toma de medicamentos como analgésicos y antibióticos entre otros.
  • Picaduras de insectos o presencia en el cuerpo de parásitos.
  • Cuadros infecciosos, que suele ser una causa frecuente sobre todo en niños y en las urticarias de los bebés.
  • Algunos estímulos físicos como el sol (las urticarias son más frecuentes en verano) , el frío (urticaria a frigore), el calor, el propio rascado o la presión sobre la piel que puede ejercer la propia ropa.
  • El ejercicio puede funcionar también como desencadenante.
  • El estrés.
  • El alcohol y algunos alimentos, según la sensibilidad particular de cada paciente.
  • A veces puede estar relacionado con algunas enfermedades y, menos frecuentemente, con el cáncer.

Así, términos como urticaria por estrés, urticaria por calor, urticaria por ejercicio o urticaria a frigore se han convertido en entidades nosológicas.

Puede ocurrir también que los estímulos a los que la persona sea sensible puedan cambiar, es decir, estímulos que le producían brotes dejan de hacerlo y en cambio la persona comienza a desarrollar la urticaria por otras causas que hasta entonces no le habían afectado.

Síntomas de la urticaria

Las lesiones que se producen en la urticaria ya las hemos descrito; ronchas elevadas de un color rojo-rosado la mayoría de las ocasiones y de tamaño y forma variable que pueden aparecer por cualquier parte de la superfície de la piel. Estos habones suelen tener la superficie lisa sin la presencia de escamas ni costras. Pueden cambiar de forma y tamaño, incluso aparecer y desaparecer de distintas partes del cuerpo, a lo largo del brote.

El síntoma más característico es el picor que puede llegar a ser tan intenso que dificulte seriamente la vida del paciente, fundamentalmente el sueño con todas las consecuencias de un mal descanso. Es frecuente que este picor se agrave con el calor, el estrés y el ejercicio.

En algunas ocasiones los brotes se pueden acompañar de lo que se denomina angioedemas, una hinchazón que puede ser dolorosa y que aparece sobre todo en labios, párpados, manos e, incluso, en la garganta y en la lengua. Si el brote se acompaña de estos signos hay que acudir al médico urgentemente. Incluso en algunos pacientes este angioedema será la manifestación más importante de su urticaria.

Todo este cuadro puede mantenerse durante semanas, meses o años y también aparecer y desaparecer de forma intermitente por periodos de diferente duración.

Diagnóstico de la urticaria

La exploración de las lesiones del paciente y la descripción de los síntomas suele ser suficiente para saber que estamos frente a una urticaria. Lo que ya no suele ser tan sencillo es encontrara la causa que desencadena los brotes pues, como comentaba, en muchos casos el paciente no lo relaciona con nada.

Es muy interesante, en este sentido de relacionar los brotes con las circunstancias desencadenantes, llevar un diario o, simplemente, estar muy atento a esos momentos en los que surgen las ronchas o en los que el picor aumenta para ver si podemos vincularlos con alguna situación concreta.

Tratamiento convencional

No existe un tratamiento curativo así que su objetivo será:

  • Identificar los posibles agentes causantes de la reacción, lo cual no suele ser fácil en muchas ocasiones, para intentar evitarlos en la medida de lo posible.
  • Controlar la sintomatología.

El origen de esta reacción que se produce en la piel de los pacientes es la liberación de histamina por parte de algunas células de nuestro sistema inmunológico así que es razonable pensar que la primera línea de tratamiento farmacológico sean los antihistamínicos.

Es importante entender que estos medicamentos solo tienen una acción sintomática sin tener ninguna repercusión en la evolución y el pronóstico de la enfermedad.

Cuando estos antihistamínicos no son suficientes para aliviar los síntomas o en urticarias severas de mala evolución pueden usarse otros medicamentos como antagonistas de los receptores H 2, corticoides, anticuerpos monoclonales e inmunosupresores. Incluso pueden llegar a usarse antidepresivos.

No hay que comentar que todos ellos cuentan con potenciales efectos no deseados que van desde la somnolencia hasta otros mucho más severos y que habrá que manejar con cuidado siempre  y especialmente en niños, mujeres embarazadas y pacientes polimedicados o con problemas renales o hepáticos.

La Homeopatía en el tratamiento de la urticaria

En mi experiencia hay varios aspectos del abordaje homeopático de las urticarias que merecen atención:

  • La eficacia de los medicamentos homeopáticos incluso en pacientes en los que otros tratamientos no han conseguido los resultados deseados.
  • La seguridad de los medicamentos homeopáticos, hasta el punto de poder usarlos en bebés y niños pequeños, mujeres embarazadas y en pacientes con otras enfermedades crónicas que estén siendo tratados con otros medicamentos.
  • La posibilidad de combinar el tratamiento homeopático de la urticaria con los medicamentos convencionales si, en algunos casos, fuera necesario por un tiempo.
  • Los distintos niveles de acción que tienen los medicamentos homeopáticos en el tratamiento de la urticaria.

En relación con este último aspecto hay que entender que los medicamentos homeopáticos pueden actuar a diferentes niveles en el abordaje de la enfermedad.

Comentábamos como la urticaria es el resultado de la liberación de histamina por parte de ciertas células de nuestro sistema inmunológico. Pues bien, en homeopatía podemos utilizar esa misma sustancia en forma de medicamento homeopático, HISTAMINUM 30CH, para modular la secreción de esa sustancia por parte de nuestras células. Así HISTAMINUM será un gran medicamento para tratar el aspecto sintomático de las urticarias de manera general, modulando la secreción de la sustancia principal que desencadena toda la cascada de inflamación que produce las ronchas y el picor, las dos grandes manifestaciones de esta patología. Además de nuestra propia experiencia con el medicamento en el tratamiento de dolencias relacionadas con la histamina su acción está rigurosamente documentada en estudios de laboratorio [1].

También contamos con otra serie de medicamentos como APIS MELLIFICA, BELLADONNA, BERBERIS o URTICA URENS (medicamento, este último, que obtenemos a partir de la propia ortiga), entre otros, que podremos usar para calmar el picor, el ardor y las lesiones de la piel siempre teniendo en cuenta la manera particular de manifestarse en cada paciente. Preguntaremos a nuestro paciente cómo es la sensación de prurito, qué le mejora , qué le agrava, si hay algún momento del día en el que esté peor, si le angustia mucho o lo vive con calma, observaremos el aspecto de sus lesiones…y entendiendo cuál es la forma individual en la que se está manifestando su urticaria podremos elegir uno u otro medicamento.

Y hay un último nivel de acción, el más profundo y el más interesante quizás, que tiene que ver con la capacidad de  actuar sobre la cronicidad y las recidivas de esta enfermedad. Para encontrar el medicamento que pueda actuar reequilibrando a nuestras células de defensa para que dejen de hacer esas reacciones fuera de control que acaban provocando toda la sintomatología de la urticaria no nos basta con conocer cómo hace la enfermedad nuestro paciente, necesitamos también saber quién es, conocerlo en su globalidad y en su individualidad. Para ello necesitamos conocer su constitución física, enfermedades que haya pasado él y su familia, enfermedades actuales en curso, cómo es emocionalmente, cómo se relaciona con los demás, sus gustos, apetencias y aficiones, si es más caluroso o friolero, toda una serie de aspectos que configuran la realidad biológica, mental, comportamental y emocional de la persona que tenemos en nuestra consulta. A partir de aquí podremos elegir entre medicamentos como SULFUR, NATRUM MURIATICUM, TUBERCULINUM, ARSENICUM ALBUM o SULFUR IODATUM, solo por nombrar algunos, que actuarán desde el “terreno” del paciente intentando devolver el equilibrio a su sistema inmunológico.

Pues como veis, en la homeopatía tenemos medicamentos seguros que podremos usar en todo tipo de personas, incluyendo bebés, niños, mujeres embarazadas y pacientes con otras enfermedades crónicas y con otras medicaciones, y que actuarán tanto modulando la sintomatología como regulando en profundidad la función de nuestro sistema inmunológico. Sin olvidar que podremos también combinarlos con cualquier otro medicamento convencional siempre que lo consideremos necesario.

#HomeopatiaSuma

  • [1] P. Belón, J. Cumps, M. Ennis, P. F. Mannaioni, M. Roberfroid, J. Sainte Laudy, F. A. C. Wiegant Histamine dilutions modulate basophil activation. Infalmm. Res. 53 (2004) 181-188

Si te ha gustado ¡compártelo!

3 Comments

  1. Juliana Jodar el 17 febrero, 2020 a las 7:06 pm

    Una médica homeópata salvó la vida de mi hija después que le pusieron dos dosis de hierro por via endovenosa en un Hospital Escuela de la ciudad de Córdoba , Argentina y ningún médico alópata de los que consultamos quisieron admitir que mi hija casi no podía respirar después que le inocularon ese hierro. Se había convertido en una persona asmática , se le cerraba la glotis , no tenía energía para caminar, transpiraba constantemente y a la vez estaba muerta de frío con 35º de temperatura ambiente. Se burlaban y hasta uno de ellos ¡ muy prestigioso ! , la mandó al siquiatra.
    Estábamos desesperadas y alguien nos recomendó a la Dra. Silvia Montes quien gracias al tratamiento homeopático le salvó la vida.

  2. dr. pedro cardenas perez el 18 febrero, 2020 a las 2:54 am

    excelente, como todos nuestros medicamentos homeopaticos la gran ventaja de curar sin dañar de forma pronta suave y duradera sin efectos secundarios

  3. rosa alavedra noguero el 27 febrero, 2020 a las 10:46 am

    yo tengo liquen esclerosico vulvar muy doloroso me podrian ayudar con la homeopatia gracias

Deja un comentario





corazon-azul_55

También te puede interesar

Tratar las enfermedades oculares con Euphrasia Officinalis

¿Qué es Euphrasia Officinalis y para qué se usa? Descubre todo sobre la Euphrasia y cómo tratar las conjuntivitis con...

junio 22, 2020

Fisura anal y su tratamiento con Homeopatía

Las fisuras anales son la causa más frecuente de sangrado y dolor tras la defecación y se presentan como pequeñas...

junio 10, 2020
sabadilla

Sabadilla

junio 3, 2020

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.

Imagen suscripción

¿Quieres que te mantengamos informado/a?

Suscríbete a Homeopatía Suma

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. Homeopatía Suma no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. En el siguiente directorio encontrará un listado de profesionales de confianza asociados a la ANH: https://profesionales.homeopatiasuma.com