Hablando de homeopatía

varwwwhtmlwp-contentuploads202302Gusano-procesionaria.jpg

Tratamiento homeopático de las lesiones por procesionaria del pino

En el Mediterráneo no está muy lejos la primavera y ya podemos notar sutiles y silenciosos cambios en el entorno que nos permiten atisbarla. Uno de esos cambios, tiene repercusiones para la salud de humanos y animales, la aparición del gusano de la Procesionaria. Te invito a conocer un poco mas de este insecto, su ciclo, los problemas que puede producirnos y como la homeopatía puede ayudar a tratarlos.

Qué es la procesionaria del pino

La procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa) es una mariposa (polilla) que abunda en los bosques de pinos del sur de Europa, Asia y norte de África, aunque también pueden verse en algunas zonas de Alemania, Suiza, Hungría y Bulgaria. Ataca a los cedros y a todas las especies de pinos, tanto autóctonas como introducidas.

En España está considerada como el insecto defoliador (que provoca la caída artificial de las hojas de los árboles) más importante de los pinares, y puede alimentarse de todas las especies de pinos y cedros. Recibe este nombre debido a que las larvas se desplazan en fila.

Existe otra procesionaria, la que ataca a los robles, también en este caso las larvas se mueven en filas, pero en parejas. Por su amplia extensión, nos ocuparemos en este artículo de la procesionaria del pino.

Aunque de manera somera, es interesante conocer el CICLO VITAL de este insecto:

Verano


Las mariposas adultas se aparean y ponen los huevos en las acículas (hojas) de los pinos al final del verano, dando como resultado, la formación de unos cilindros característicos.

Otoño


Eclosionan los huevos y salen unas larvas que poseen una característica gregaria, por lo que forman nidos con otros individuos. 

Invierno


Las orugas durante el día se encuentran en el interior de los bolsones y, sin embargo, por las noches salen a alimentarse de las hojas de los pinos.

Primavera 


A partir del comienzo de la primavera, comienzan a descender de los árboles y, como consecuencia, forman las procesiones características de la especie. Ya, una vez en el suelo, se entierran y forman la pupa.

Las larvas de la oruga se apiñan durante el invierno en los bolsones que penden de los árboles y, según se acerca el mes de febrero, no es raro encontrar los característicos nidos blancos al levantar la mirada hacia las copas de los pinos.

La bajada de la oruga procesionaria de las copas de los pinos, algo que normalmente ocurría sobre los meses de abril y mayo, se está adelantando debido a las suaves temperaturas de los últimos inviernos por el cambio climático. Es ya algo característico de estos meses ver largas hileras de estas llamativas orugas, en su marcha anual para buscar un lugar donde enterrarse y empezar su metamorfosis.

Por qué hemos de tener cuidado con estas orugas

Además de su impacto en los bosques, la procesionaria suele ser tenida en cuenta como un problema de salud pública porque representa un peligro para niños y animales que se encuentren en zonas donde habitan las orugas tales como zonas recreativas, parques y jardines, centros educativos.

Las orugas están cubiertas de pelos urticantes que se desprenden y flotan en el aire y que al entrar en contacto con la piel del hombre provocan urticarias e irritaciones oculares, así como intensas reacciones alérgicas. Pueden producirse porcontacto directo al tocarlas, o contacto indirecto, ya sea por su diseminación en el aire o por tocar superficies por donde han pasado.

La sustancia que le confiere esta capacidad urticante es una toxina llamada Thaumatopina.

Esta toxina no solo afecta a las personas, sino también a los animales, especialmente a los perros, pudiendo causarles incluso la muerte.

Los pelos urticantes que desprende el gusano procesionaria pueden ser letales para nuestras mascotas, dependiendo siempre del grado de exposición que haya tenido y qué partes del cuerpo hayan sido afectadas.

Si estos pelillos entran en contacto con los ojos, pueden provocarles escozor y conjuntivitis. También pueden entrar en contacto con la lengua de nuestros animales, lo que puede provocarles un aumento de volumen de la misma y en los casos más severos sufrir una necrosis en algunas partes de la lengua.

Si el animal setraga la oruga puede tener problemas respiratorios serios, úlceras, nerviosismo e incluso producirles la muerte. 

Tratamiento convencional de las lesiones por procesionaria.

Las lesiones que produce la toxina presente en los pelillos del gusano, suelen ser habones o ronchas de mayor o menor extensión según el contacto y podremos encontrarlas en zonas descubiertas de la piel. Los problemas de conjuntivitis en humanos suelen ser mucho menos frecuentes.

Si las lesiones son leves, puede lavarse la zona con agua y aplicar frío local para calmar la sensación de picor o ardor. Las lesiones suelen durar 24-36 horas. Es conveniente lavarse bien las manos tras el contacto y evitar tocarse los ojos o la boca.

Con frecuencia es necesario recurrir a una crema de corticoides aplicada mañana y noche, e incluso a un corticoide por vía oral o inyectable si las lesiones son extensas. Puede ser útil el uso de un antihistamínico para evitar el picor e incluso un antibiótico si las lesiones se infectan por el rascado. En el caso de conjuntivitis un colirio antihistamínico o corticoide puede reducir las molestias.  

Tratamiento homeopático de las lesiones por procesionaria.

Como hemos comentado, las lesiones cutáneas que se producen son de tipo habón o roncha y en terapéutica homeopática disponemos de 2 medicamentos muy eficaces en el tratamiento de este tipo de lesiones, que también se presentan en las urticarias y las picaduras de algunos insectos como los mosquitos, abejas, avispas, etcétera. 

APIS MELLIFICA: Cuando el picor y escozor de las lesiones mejora con aplicaciones frías

URTICA URENS: Cuando el picor y escozor de las lesiones empeora al contacto con el agua y las aplicaciones frías.

HISTAMINUM y POUMON HISTAMINE son dos medicamentos homeopáticos con acción antihistamínica que de ser necesario pueden completar el tratamiento.

Medidas de prevención en los meses de riesgo.

A pesar de que llegado el mes de enero-febrero los Ayuntamientos se afanan en retirar los bolsones llenos de orugas, su amplia extensión hace difícil erradicar esta plaga por completo. Como siempre ocurre en medicina es mejor prevenir que curar. 

Hay una serie de precauciones que pueden ayudarnos a evitar una reacción alérgica a la oruga procesionaria del pino:

  • Evita zonas de riesgo. Puedes preguntar en el ayuntamiento cuáles son los parques y zonas afectadas por la plaga. A menudo estas zonas están señalizadas.
  • No toques las orugas y los nidos bajo ninguna circunstancia.
  • Cámbiate de ropa después de estar en el bosque o en el bosque mismo si sospechas que puedes haber entrado en contacto con una procesionaria. Lava la ropa al menos a 60 grados.
  • Si descubres pelos urticantes en tu cuerpo retíralos con una cinta adhesiva.
  • Limpia tus zapatos en mojado o mételos en la lavadora si es posible.
  • Dúchate inmediatamente después de entrar en contacto con el pelo de la oruga.
  • Enjuágate los ojos con agua.
  • Examina periódicamente las zonas de piel especialmente afectadas (pliegues del brazo, cuello, cara)

Como proteger a los animales domésticos

El pelaje de perros y gatos es una buena protección contra el pelo de la oruga procesionaria, pero el hocico y las membranas mucosas están en riesgo.

  • Baña al perro si te ha acompañado al bosque.
  • Si descubres nidos de procesionarias en tu jardín, busca la ayuda de profesionales. Estos suelen succionar los nidos de los árboles afectados
  • Los perros, en particular, corren riesgo al husmear. Para ellos, el veneno de la oruga puede convertirse en un gran peligro y desencadenar reacciones alérgicas graves. La lengua y los labios pueden hincharse mucho y el perro puede tener problemas respiratorios serios.
  • Si se presentan síntomas en perros y gatos, debes enjuagar la zona afectada con agua limpia, enfriarla y acudir inmediatamente a la consulta del veterinario.

Así que ya sabéis, evitar todo contacto con el gusano de la procesionaria, solo puede traernos problemas y ningún beneficio. Por su rapidez de acción os recomiendo un tratamiento homeopático para cuando ya estéis afectados, suelo recomendarlo en el botiquín 

de primavera-verano que aconsejo a mis pacientes.

corazon-azul_55

También te puede interesar

Taller de homeopatía

julio 27, 2023

Oportunidad de doctorado con financiación completa en Brasil.

Ha surgido una oportunidad para una beca de doctorado Cotutelle totalmente financiada para explorar el uso de la homeopatía en...

junio 13, 2023

5ª Conferencia HRI: “Investigación de vanguardia en homeopatía” Del 16 al 18 de junio – Londres

Los días 16, 17 y 18 de junio tendrá lugar la 5ª Conferencia Internacional de Investigación del Instituto de Investigación...

junio 12, 2023

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.