Hablando de homeopatía

varwwwhtmlwp-contentuploads201611tratamiento-migranas-homeopatia.jpg

Homeopatía para el tratamiento de las migrañas

¿Quién no ha conocido o conoce a alguien que sufra de migrañas? Y digo esto porque se estima que estos dolores de cabeza afectan al 17-21% de la población, incluyendo niños y adultos. Es 3 veces más frecuente entre las mujeres que entre los varones y es muy común que esté relacionado con los ciclos menstruales (migrañas catameniales).

Es una dolencia que genera un gran impacto en la vida de los pacientes que la sufren al causar un gran número de bajas laborales así como la incapacidad de desarrollar con normalidad las actividades cotidianas. Todo esto supone un gran coste económico tanto para los sistemas de salud públicos como para la sociedad en general. Solo algunos datos:

  • Casi el 50% de los pacientes con migrañas sufren como mínimo dos crisis al mes.
  • En un 40% de los pacientes las crisis duran más de 24 horas.
  • Entre un 50-75% de los pacientes califican su dolor entre severo o muy severo.
  • El 50% de los migrañosos reconocen que abandonan sus actividades cotidianas durante las crisis.
  • Los pacientes migrañosos se ausentan una media de 11-15 días de su trabajo por razones médicas relacionadas con su enfermedad.

La migraña es un trastorno neurológico crónico que se manifiesta con dolores de cabeza, más o menos severos, y este dolor es frecuente que se acompañe de otros síntomas como náuseas y vómitos. También es muy frecuente que los pacientes desarrollen durante las crisis un aumento de la sensibilidad sensorial a la luz, los ruidos e, incluso, los olores.

Las causas de este trastorno aún no están claras. Se han postulado teorías vasulares, neurogénicas, teorías mixtas (vascular-neurogénica) y en la década de los 90 comenzó a especularse con la posibilidad de que fuera un disfuncionamiento del metabolismo mitocondrial el que estuviera detrás de la fisiopatología de esta dolencia. Lo cierto es que, a día de hoy, no conocemos con claridad los mecanismos que desencadenan las crisis de dolor en estos pacientes. Pero lo que sí sabemos es que en muchos pacientes hay una carga familiar y eso nos lleva a valorar el concepto del terreno, tan importante en Homeopatía, en estos pacientes. Volveremos sobre esto al hablar del tratamiento.

Un elemento muy característico de las migrañas es el aura. Aparece en un 10-30% de los casos y son fenómenos sensoriales,  ̶ la mayoría de las veces de tipo visual aunque también pueden manifestarse como hormigueos, alteraciones del lenguaje o trastornos auditivos ̶  que preceden a la aparición del dolor y que, algunas veces, también pueden acompañar a éste. La duración media de este fenómeno del aura suele ser de menos de una hora y según va desvaneciéndose aparece el dolor.

Algunos pacientes también refieren antes del aura una fase prodrómica que se caracteriza por hiperactividad, fatiga, irritabilidad, bostezos, alteraciones del humor. Como el aura, estos síntomas no siempre están presentes y aunque aparezcan no siempre son fáciles de detectar por parte del médico ni del propio paciente. Pueden tener una duración de entre 6 y 10 horas.

La fase de dolor suele durar entre 4 y 72 horas y puede acompañarse, como ya  comentaba, de otros síntomas asociados como náuseas y vómitos.

Tras esta fase de cefalea suele seguir una fase de recuperación que puede oscilar entre horas y varios días.

Es fundamental para nosotros, los médicos que utilizamos la Homeopatía, el conocimiento de todos los aspectos que definen la forma particular en que se manifiesta la migraña en el paciente porque conocerlos con detalle nos va a permitir diseñar el tratamiento que necesite cada uno. El hecho de que las crisis aparezcan relacionadas con las menstruaciones o no, que tengan aura, que afecten a su estado emocional y de qué manera, su duración, que se acompañen de vómitos, que influyan en su apetito, sueño…todos estos aspectos y más, son de importancia fundamental para establecer el tratamiento.

Como ya os decía, es una enfermedad mucho más frecuente en la mujer que en el varón, y hay que tener también en cuenta que puede afectar a un 2-4% de los niños, en este caso sin diferencia entre sexos. La mitad de las mujeres que sufren migrañas lo harán alrededor de la menstruación. El hecho de que el consumo de pastillas anticonceptivas pueda aumentar la intensidad y el número de las crisis en algunas pacientes y que situaciones como el embarazo o la menopausia suelan relacionarse frecuentemente con la mejoría o desaparición de los dolores nos hace suponer un componente hormonal claro en estas pacientes.

Hay algunos factores desencadenantes de las crisis de dolor que parecen bastante claros en un  número significativo de pacientes:

  • El estrés. Dos de cada tres pacientes migrañosos relacionan la aparición de dolor con las situaciones de estrés.
  • Lo factores hormonales que ya hemos mencionado.
  • La alimentación. Sabemos que hay pacientes que no toleran estar sin comer mucho tiempo porque está puede ser una causa desencadenante de sus crisis y lo mismo puede ocurrir en otros pacientes pero en relación con las comidas copiosas. También el consumo de alimentos y sustancias como el alcohol, chocolate, mariscos o algunos aditivos alimentarios están claramente relacionados con el comienzo de las crisis de dolor en algunos pacientes.
  • La climatología. Algunos pacientes migrañosos pueden presentar una sensibilidad muy marcada a las tormentas, el calor fuerte, el viento sur, los cambios de presión barométrica o los cambios bruscos de temperatura.

Todos estos aspectos tan particulares de cada persona son fundamentales en el abordaje del tratamiento homeopático de las migrañas.

Desde el punto de vista más convencional, el tratamiento se centra en intentar disminuir la duración y la intensidad de las crisis de dolor con triptanos y anti-inflamatorios no esteroideos (AINEs) como el conocido ibuprofeno o el diclofenaco. No está recomendado que el uso de estos tratamientos se extienda más allá de 8 días al mes, y habrá que tener especial consideración con los niños, en los que la mayoría de los tratamientos usados en adultos están contraindicados. Y, por supuesto, en embarazadas.

Cuando las crisis son muy frecuentes, intensas, están mal controladas con los medicamentos del dolor o tienen que usarse más de 7 días al mes, entonces se plantean los tratamientos profilácticos con medicamentos como los beta-bloqueantes, algunos antiepilépticos o antidepresivos. 

Hay que tener en cuenta otro aspecto en relación al uso de estos medicamentos y es que muchos de ellos, como la aspirina, el paracetamol, el ibuprofeno, los triptanes o la codeína, tomados en gran cantidad, pueden provocar dolores de cabeza. Y esto es algo que suele ocurrir con cierta frecuencia sobre todo en pacientes que sufren de dolores de cabeza y a los que se trata consumiendo estos fármacos a demanda sin el conveniente control médico. Así, cefaleas inicialmente episódicas pueden transformarse en auténticos cuadros de migrañas por un mal uso o abuso de estos medicamentos para el dolor.

En resumen, la Homeopatía nos aporta en el tratamiento de los pacientes migrañosos:

  • Medicamentos seguros y eficaces que podremos utilizar con total confianza en niños, embarazadas, pacientes ancianos y en polimedicados.
  • Medicamentos adaptados a cada paciente, porque la Homeopatía no trata la migraña sino al paciente que la sufre. No será lo mismo y no necesitarán el mismo tratamiento una paciente migrañosa que se agrava antes de la regla, que la sufre cuando toma chocolate o que la persona que sufre sus migrañas periódicamente cada fin de mes o cada vez que se estresa en el trabajo.
  • Medicamentos útiles tanto en el control del dolor como en la prevención de las crisis. La Homeopatía nos permite tratar el terreno del paciente y actuar así sobre el proceso de la enfermedad siendo capaces, en muchas ocasiones, de hacer desaparecer para siempre esos dolores de cabeza.
  • Medicamentos que podremos combinar con otros tratamientos y fármacos siempre que lo consideremos oportuno. El mejor tratamiento es el que mejora al paciente con los mínimos efectos no deseados y cuando usamos los medicamentos homeopátios sabemos que estamos minimizando la necesidad de utilizar otros fármacos con riesgo de padecer efectos secundarios.

Y un último comentario; qué curioso que los mismos medicamentos que se usan para tratar el dolor de cabeza puedan producir dolor de cabeza si se usan a dosis más altas. ¿No es eso el principio de similitud (o el más moderno concepto de Hormesis) en el que se apoya el efecto de los medicamentos homeopáticos?

Y es que va a resultar que la Homeopatía funciona y que además lo hace bajo los mismos patrones de acción que otras muchas sustancias de uso cotidiano. ¿Qué os parece?

Imagen: Designed by Pressfoto/Freepik

Si te ha gustado ¡compártelo!

corazon-azul_55

También te puede interesar

Taller de homeopatía

julio 27, 2023

Oportunidad de doctorado con financiación completa en Brasil.

Ha surgido una oportunidad para una beca de doctorado Cotutelle totalmente financiada para explorar el uso de la homeopatía en...

junio 13, 2023

5ª Conferencia HRI: “Investigación de vanguardia en homeopatía” Del 16 al 18 de junio – Londres

Los días 16, 17 y 18 de junio tendrá lugar la 5ª Conferencia Internacional de Investigación del Instituto de Investigación...

junio 12, 2023

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.