“Doctor: ¿Qué puedo tomar de Homeopatía para la operación?”.

Esta es una pregunta muy frecuente que muchos pacientes me hacen en la consulta, a la vista de los buenos resultados que están obteniendo con su tratamiento homeopático y esperando que, igualmente, pueda haber algo que desde la Homeopatía podamos hacer para ayudar en esta circunstancia.

En este post vamos a hablar de las posibilidades de la Homeopatía en el acompañamiento de las cirugías y a señalar algunos de los medicamentos homeopáticos más usados en mi experiencia.

Medicina solo hay una.

En mi humilde parecer, medicina es todo lo que hacemos los médicos para ayudar a aliviar el sufrimiento humano. Eso sí, siempre que cumplamos con la máxima hipocrática: Primum non nocere. Esto es, lo primero no hacer daño. No tiene sentido médico aliviar un mal generando un mal mayor o, al menos, es algo que habrá que valorar muy detenidamente en cada caso y siempre informando al paciente para llegar a decisiones compartidas sobre su tratamiento. Si hay que asumir riesgos deben ser claros y aceptados por el paciente.

En este sentido, los medicamentos homeopáticos tienen un rango de seguridad que nos permite utilizarlos en cualquier persona; desde los bebés hasta los pacientes más ancianos, personas que están tomando otro tipo de medicamentos, mujeres embarazadas e, incluso, pacientes con problemas renales, hepáticos o respiratorios.

Hay pacientes que acuden a nuestras consultas con un problema de salud que necesita de una cirugía, además de otros tratamientos farmacológicos o de otro tipo. Lo que buscan en la Homeopatía suele ser mejorar su recuperación tras la operación, evitar secuelas y favorecer su pronóstico general.

También hay pacientes, y esto en mi experiencia es lo más frecuente, que están en consulta por cualquier dolencia y que, en un momento dado, tienen que someterse a una cirugía por cualquier otro motivo; una fractura, un juanete antiguo que llevaba mucho tiempo molestando o hasta una cesárea.

Ventajas de incluir la Homeopatía en el acompañamiento de las cirugías.

En cualquier circunstancia y en cualquier paciente, la Homeopatía es una terapéutica de gran interés a la hora de someterse a una operación quirúrgica, al actuar estimulando los propios mecanismos de curación del organismo. Es decir, nuestro cuerpo sabe cómo cerrar una herida; lo que los medicamentos homeopáticos hacen es estimular sus capacidades al máximo para hacer este proceso natural de cicatrización lo más eficaz y seguro posible.

Como decía, podemos utilizar los medicamentos homeopáticos en cualquier persona y en cualquier tipo de cirugía sin que vaya a interferir en ningún aspecto de la propia operación ni de la anestesia.

Eso sí, es imprescindible que sea un médico experto en Homeopatía quien paute los medicamentos homeopáticos más indicados en cada intervención.

Antes de entrar a detallar los aspectos principales en los que podremos actuar con los medicamentos homeopáticos, mejorando así el pronóstico de la cirugía y la calidad de vida de los pacientes que se someten a ella, quisiera hacer un apartado especial para uno de ellos: ARNICA MONTANA.

Árnica es el medicamento principal en toda situación en la que alguna parte de nuestro cuerpo se golpea, sobrecarga, hiere, sangra o rompe. El primer medicamento en el que pensamos ante un traumatismo es Árnica.

Tiene una acción específica sobre los tejidos heridos, ayudando en los procesos de cicatrización y modulando el dolor y la inflamación. Además, también tiene un tropismo muy marcado por los capilares, los vasos sanguíneos más pequeños, y ayuda en los procesos hemorrágicos y en la resolución de los hematomas. Por todo ello, si tuviéramos que elegir un solo medicamento para acompañar a un paciente que va a someterse a una cirugía, en mi experiencia, sin duda sería Árnica. Yo siempre lo recomiendo, acompañándolo de algún otro medicamento homeopático según las necesidades de cada caso.

Objetivos de la Homeopatía en el paciente quirúrgico.

Dicho esto, vamos a ver qué puede aportarnos la Homeopatía a la hora de afrontar una cirugía:

  • Modulación la ansiedad y el miedo.

GELSEMIUM es el medicamento homeopático que más frecuentemente usamos para modular el miedo de anticipación ante cualquier acontecimiento que esté por llegar. La persona siente un miedo que le bloquea y le angustia. Puede afectarle al sueño, producir diarreas motoras, ganas continuas de orinar y, si es muy intenso, temblores, debilidad de piernas con sensación de que no le sostienen, dolores de cabeza y sensación de obnubilación mental y lasitud general.

ARGENTUM NITRICUM se usa en el mismo contexto, pero, este vez, el miedo de anticipación genera un estado de agitación y precipitación. La persona se muestra acelerada, incluso caótica, con trastornos de la coordinación motora. Es clásico que se muestre tan acelerada que se lleve las cosas por delante y tropiece con frecuencia. Suele acompañarse también de las diarreas, las ganas seguidas de orinar y los trastornos del sueño.

IGNATIA lo usaremos cuando el miedo se manifieste en forma de espasmos y cólicos a cualquier nivel. Es frecuente la sensación de falta de aire, de nudo en el estómago o de bola en la garganta. Suelen manifestar cambios de humor constantes con crisis histeriformes y reacciones paradójicas (se calman viendo una película de terror). Eso sí, siempre mejoran con cualquier cosa que les distraiga.

ACONITUM nos ayudará en las situaciones más extremas en las que el miedo se manifieste en forma de crisis de pánico.

  • Modulación del sangrado.

PHOSPHORUS y CHINA son los medicamentos que con mayor frecuencia recomiendo para minimizar el sangrado durante las intervenciones. Otros medicamentos, como LACHESIS y MILLEFOLIUM, también pueden estar indicados y ayudarnos en el mismo sentido.

  • Prevención de las infecciones.

El riesgo de infección siempre está presenta en cualquier cirugía, por pequeña y sencilla que sea. Medicamentos como ECHINACEA, SILICEA, HEPAR SULFUR o PYROGENIUM, este último muy especialmente, pueden ayudar a mantener el sistema inmunológico de la persona lo más preparado y activo posible a la hora de combatir a cualquier germen que penetre en el organismo.

  • Ayudar a la cicatrización.

Por supuesto, el medicamento homeopático principal para que el organismo optimice todos los procesos de regeneración y cicatrización será ARNICA.

Junto con Árnica, en las heridas quirúrgicas por bisturí, hay otro medicamento especialmente indicado que es STAPHYSAGRIA. Yo suelo combinarlos siempre.

CALENDULA es otro de los medicamentos fundamentales para mí por sus propiedades desinfectantes, desinflamantes y cicatrizantes. Lo recomiendo tanto por vía oral como aplicado directamente en las heridas, diluyendo en agua la tintura madre de esta planta y limpiando la herida con ello.

Con la Caléndula tengo una anécdota muy interesante que quiero compartir con vosotros. Yo estaba en mis primeros años como profesor de Homeopatía en el CEDH (Centro para la Enseñanza y el Desarrollo de la Homeopatía) y en uno de los grupos de formación participaba un jefe de servicio de cirugía de un hospital de la región donde yo vivo.

Habíamos hablado de la Caléndula y este compañero quedó tan impactado por las posibles aplicaciones y beneficios que podría tener en su servicio de cirugía que consiguió muestras gratis para su equipo de enfermería y les invitó a que lo usaran, después de explicarles los motivos que le habían llevado a tal proposición. Tras varias semanas usándolo, el equipo de enfermería pidió a la gerencia del hospital que les cambiaran sus desinfectantes habituales por la tintura madre de Caléndula al comprobar la respuesta tan positiva en la evolución de las heridas quirúrgicas. Lo que la gerencia hizo, es otro cantar.

Además, sin olvidar la posibilidad de usarla, haciendo enjuagues con ella disuelta en agua, para ayudar en la desinfección y cicatrización de cualquier intervención en la boca, desde cirugías por tumores a extracciones dentales o la colocación de implantes.

Otro problema que suele aparecer con cierta frecuencia es la tendencia de algunas personas a producir cicatrices queloides. Estas aparecen como consecuencia de un crecimiento exagerado del tejido cicatricial. Además de antiestéticas, algunas veces pueden ser dolorosas. Medicamentos homeopáticos a base de GRAPHITES, CAUSTICUM o CALCAREA FLUORICA pueden ser de gran interés a la hora de prevenir y de tratar estas lesiones.

  • Ayudar a la consolidación ósea.

Muchas de la cirugías habituales comprometen a los huesos y a las articulaciones; implantación de diferentes tipos de prótesis o la reparación quirúrgica de fracturas suelen ser las más habituales.

Medicamentos homeopáticos como SYMPHYTUM y CALCAREA FOSFORICA contribuirán a optimizar el proceso de consolidación del hueso. Por supuesto, estos dos medicamentos homeopáticos podremos usarlos igualmente en la curación de las fracturas que no necesiten de intervención quirúrgica.

  • Recuperación de la anestesia.

Yo creo que el descubrimiento de los antibióticos y de la anestesia son los hitos más importantes de la medicina moderna. Pero, a algunos pacientes, los anestésicos usados en las operaciones pueden darle algunos problemas a la hora de salir de la sedación.

OPIUM ayudará a evitar y superar la sensación de obnubilación prolongada tras la anestesia, así como a recuperar el ritmo intestinal y urinario.

RAPHANUS será el gran complementario de Opium en lo que se conoce como el íleo paralítico posoperatorio; el retraso en el retorno de una correcta motilidad intestinal tras una cirugía de abdomen. En la mayoría de los casos no reviste gravedad y lo que el paciente siente es, fundamentalmente, retención de heces y de gases con hinchazón y dolor abdominal. Suele resolverse espontáneamente en pocos días, pero en algunas ocasiones está parada de la motilidad intestinal puede prolongarse en el tiempo y llegar a provocar un cuadro clínico grave.  Opium y Raphanus serán dos grandes aliados en estos casos para aliviar a estas personas.

NATRUM SULFURICUM y APIS MELLIFICA son dos grandes medicamentos homeopáticos indicados clásicamente en las secuelas de las punciones lumbares. Esta es una técnica utilizada muy frecuentemente para aplicar la anestesia, desde operaciones de varices hasta en el propio parto. Señalar de nuevo la ventaja que supone el hecho de que las mujeres embarazadas, incluso durante el propio parto, y las que están dando pecho a sus bebés puedan utilizar los medicamentos homeopáticos con total tranquilidad.

  • Recuperar la energía y modular los estados emocionales.

Una cirugía, más si es importante, supone para el organismo un impacto físico, energético y emocional de gran intensidad. Y, aunque incluso todo haya salido perfecto, el cansancio, la ansiedad y el miedo pueden acompañar a muchas personas durante más tiempo del deseado.

IGNATIA o GELSEMIUM, ya citados, suelen ser dos de los más utilizados para ayudar a manejar el miedo y la ansiedad que pueden estar presentes en estos casos.

KALIUM PHOSPHORICUM, ACIDUM PHOSPHORICUM, CHINA o ACIDUM PICRICUM estarán indicados para mejorar la sensación de cansancio profundo, mental y físico, así como la sensación de desánimo que pueden aparecer en algunas personas tras la cirugía.

En resumen: la Homeopatía aporta opciones de tratamiento para mejorar la evolución y el pronóstico de las cirugías con medicamentos seguros, eficaces y compatibles con la anestesia y con otros medicamentos que se consideren necesarios. Podremos usarlos en todo tipo de pacientes, en todo rango de edad e, incluso, con pacientes polimedicados o que sufran algún problema de base a nivel respiratorio, hepático o renal.

Espero que este post haya sido de vuestro interés y cualquier comentario o experiencia que queráis compartir en la sección de comentarios, al final del post, será muy bien recibido.

Deja un comentario





corazon-azul_55

También te puede interesar

77º Congreso Mundial de Homeopatía

mayo 23, 2024

Oportunidad de doctorado con financiación completa en Brasil.

Ha surgido una oportunidad para una beca de doctorado Cotutelle totalmente financiada para explorar el uso de la homeopatía en...

junio 13, 2023

5ª Conferencia HRI: “Investigación de vanguardia en homeopatía” Del 16 al 18 de junio – Londres

Los días 16, 17 y 18 de junio tendrá lugar la 5ª Conferencia Internacional de Investigación del Instituto de Investigación...

junio 12, 2023

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.