Hablando de homeopatía

varwwwhtmlwp-contentuploads2017022161-min.jpg

8 enfermedades que se pueden tratar eficazmente con medicamentos homeopáticos

La Homeopatía es una terapéutica que, por su forma de actuar en el organismo, nos permite tratar todo tipo de dolencias y enfermedades. Los medicamentos homeopáticos estimulan nuestros propios mecanismos de regulación lo que hace posible que el organismo vuelva de nuevo a recuperar un estado de salud y equilibrio. Claro está, la capacidad de éxito de cualquier tratamiento depende del grado de reversibilidad del paciente y la enfermedad que estemos tratando, pero el estimular los recursos que todo organismo tiene de autorreparación será un factor positivo en el tratamiento de cualquier situación.

La idea es que aunque no podamos curar siempre podemos poner al organismo en la mejor de sus disposiciones para afrontar esa enfermedad que está sufriendo.

La Homeopatía y sus medicamentos no pueden curarlo todo, como ninguna terapéutica puede hacerlo. Pero de la misma manera, digo que no incluir la Homeopatía en la estrategia de tratamiento de cualquier paciente supone restarle oportunidades de tratamiento. La Homeopatía siempre suma capacidad y eficacia a cualquier tratamiento. Como siempre digo, a veces los medicamentos homeopáticos serán suficiente para llevar adelante el tratamiento de la enfermedad, y en otras ocasiones tendremos que asociarlo a otros tratamientos y medicamentos. Pero lo que siempre hará la Homeopatía es mejorar las capacidades propias del organismo de reencontrar su equilibrio apoyándose en los medicamentos más seguros que tenemos ahora mismo en las farmacias: los medicamentos homeopáticos.

En mi práctica clínica diaria veo muchas dolencias en donde la Homeopatía resulta la mejor elección de tratamiento o, al menos, el tratamiento que debiéramos intentar de primera intención. Ya os comentaba en otros posts algunas de las situaciones que comúnmente nos encontramos en la consulta y que responden muy bien a los medicamentos homeopáticos. En este pretendo seguir con la enumeración… ¡porque son tantas! Así que vamos a ello.

Sabañones 

También conocido como eritema pernio, los sabañones son lesiones inflamatorias que aparecen en las zonas distales del cuerpo: dedos, nariz y orejas fundamentalmente. Además del aspecto rojo y abultado que presentan las zonas afectadas, suelen acompañarse de dolor y picor, a veces muy molesto y limitante.

Son lesiones que aparecen en relación a la exposición al frío y a la humedad y parece que tiene que ver con una regulación defectuosa de los mecanismos de vasoconstricción y vasodilatación de los capilares sanguíneos de esas zonas.

El tratamiento habitual es básicamente preventivo evitando exponerse al frío, en la medida de lo posible, y procurando cubrirse con gorros y guantes siempre que estemos en contacto con él, aunque a pesar de estas medidas los pacientes predispuestos a sufrirlos suelen acabar padeciéndolos.

Pues aquí la Homeopatía tiene medicamentos muy eficaces, tanto en la prevención como en el tratamiento de las lesiones si ya han aparecido. PULSATILA, AGARICUS o SECALE son algunos de los medicamentos que cualquier médico experto en Homeopatía podrá recomendar, según cada caso particular, para tratar estos molestos sabañones. Y los resultados son espectaculares.

Síndrome del túnel carpiano 

Esta es una de esas dolencias en donde la Homeopatía me ha dado grandes alegrías (bueno, fundamentalmente se las ha dado a mis pacientes), sobre todo porque los pacientes acuden a la consulta con grandes dolores y con la cirugía como única alternativa de tratamiento.

La persona afectada siente dolor, hormigueo, entumecimiento y pérdida de fuerza en la mano y esto tiene origen en la presión excesiva que se produce en la muñeca a nivel de ese túnel anatómico que tiene que atravesar el nervio mediano para llegar a la mano. Y, a falta de Homeopatía, en un porcentaje muy importante de pacientes (aproximadamente la mitad) la única alternativa eficaz para aliviar al paciente suele acabar siendo abrir quirúrgicamente ese túnel para que deje de comprimir todas las estructuras que pasan a través de él.

Como os digo, usando medicamentos como CAUSTICUM, HYPERICUM, ARNICA, RUTA, CALCÁREA FLUÓRICA, entre otros, podemos solucionar en muchas ocasiones el problema de dolor y pérdida funcional de la mano del paciente sin tener que recurrir a la cirugía.

Vértigo 

El vértigo es la sensación ilusoria de que tu cuerpo o los objetos circundantes giran y se desplazan, diferente de los mareos que tendrían más que ver con una sensación de inestabilidad fundamentalmente durante el movimiento.

Son muchas las causas que pueden estar detrás de esta sensación de que todo se mueve, que afecta sobre todo a mujeres adultas y, por lo tanto, varios los cuadros clínicos que cursarán con este síntoma tan desagradable y limitante.

El más común de todos es el Vértigo Postural Paroxístico Benigno. Se caracteriza por episodios de vértigos sobre todo cuando la persona cambia de postura por lo que suele ser muy frecuente que los cuadros se manifiesten al voltearse en la cama, al levantarse de ella o con cualquier movimiento brusco. Las crisis suelen durar meses y pueden remitir espontáneamente aunque habrá un grupo de pacientes que los sufrirán de forma permanente.

El tratamiento con fármacos y ejercicios autoaplicados de provocación del vértigo no siempre son bien tolerados por los pacientes ni demasiado eficaces.

BRYONIA o CONIUM son solo dos de los medicamentos homeopáticos que, en mi experiencia, ayudan en gran manera tanto a controlar las crisis como a prevenirlas con una excelente tolerancia por parte de los pacientes lo que nos permite poder utilizarlos todo el tiempo que sea necesario para cada caso.

Herpes Zóster 

Os he hablado varias veces de lo eficaces que resultan los medicamentos homeopáticos en el tratamiento del herpes simple, esas “calenturas” que nos salen cuando tenemos fiebre, nos resfriamos, estamos muy estresados o nos exponemos en exceso al sol. En mi experiencia, la Homeopatía nos proporciona el tratamiento más eficaz, rápido y seguro que yo conozco.

El herpes zóster es, digamos, un tipo de herpes que afecta a los nervios periféricos y a la piel produciendo unas erupciones idénticas a las del herpes simple pero con la característica particular de distribuirse a lo largo del recorrido de algún nervio. La localización más frecuente es a lo largo de algún nervio intercostal y los síntomas propios de las lesiones de la piel se acompañan de un dolor neural de intensidad variable pero que puede llegar a ser muy limitante. Y son también muy características y muy temidas las “neuralgias postherpéticas”; dolores a lo largo del nervio afectado que persisten una vez ha desaparecido la lesión cutánea y que pueden llegar a ser muy intensos y durar meses o años.

Tanto en su fase aguda con medicamentos como RHUS TOXICODENDRON, APIS, RANUNCULUS, como en sus secuelas nerviosas con medicamentos como HYPERICUM, MEZEREUM, ARSENICUM ALBUM, la Homeopatía nos proporciona las oportunidades de tratamiento que nuestros pacientes necesitan.

Síndrome de piernas inquietas 

Las personas que sufren esta dolencia refieren sentir sensaciones molestas en las piernas en los momentos de reposo prolongado y descanso, muy frecuentemente durante la noche. Y la persona solo mejora con el movimiento por lo que tiende a agitar las piernas constantemente en la cama o a levantarse para caminar algo, todo lo cual acaba derivando en problemas en la calidad del sueño con todas las consecuencias que esto pueda acarrear al paciente.

Es un trastorno neurológico sin origen muy claro que afecta con cierta severidad a un 2-3% de la población y su desarrollo tiende a ser crónico y progresivo, esto es, aumenta de intensidad con el tiempo.

El tratamiento convencional se centra en buenos hábitos de sueño, evitar fármacos como algunos sedantes, antihistamínicos y antidepresivos que pueden aumentar sus síntomas y el uso, en casos severos, de fármacos también usados en el Parkinson, antiepilépticos u opiáceos.

Mi experiencia con medicamentos como ZINCUM METALLICUM o IGNATIA, entre otros, es extraordinaria, teniendo en cuenta, además, que podremos usarlo en cualquier tipo de pacientes: ancianos, polimedicados, embarazadas e, incluso, en pacientes con problemas renales o hepáticos tan comprometidos a la hora de recibir medicación.

Quemaduras 

El lugar de los medicamentos homeopáticos en el tratamiento de las quemaduras será diferente según la gravedad de las lesiones.

En las quemaduras de primer grado en donde la piel aparecerá roja y más o menos edematosa medicamentos como APIS o BELLADONNA ayudarán a que el dolor se alivie y la lesión evolucione mucho más rápido.

En las quemaduras de segundo grado, con aparición de ampollas, elegiremos medicamentos como CANTHARIS.

Y en los casos en los que aparezca ya necrosis y muerte de tejidos, como en las quemaduras de tercer grado, pensaremos en medicamentos como ARSENICUM ALBUM o CALENDULA.

Siempre teniendo en cuenta que los tratamientos homeopáticos se suman a las medidas clásicas de tratamiento de las quemaduras que en ocasiones requerirán, incluso, hospitalización.

Considero que es una verdadera pena, por decirlo de una forma suave, que en las unidades de grandes quemados de los hospitales no se utilice de forma sistemática la Homeopatía como apoyo en el tratamiento de estos pacientes. Son oportunidades terapéuticas que pierden pacientes que debieran tener a su disposición todas las herramientas de tratamiento posibles.

Sinusitis 

La inflamación de los senos paranasales es una situación común, muy molesta e incapacitante y de difícil tratamiento desde un punto de vista convencional ya que la medicación no llega fácilmente a esta localización anatómica y muchas veces somos testigos del fracaso de repetidos tratamientos con antibióticos.

La sinusitis puede presentarse de manera aguda, frecuentemente tras un resfriado, o también cronificarse y durar en el tiempo a pesar de los tratamientos antibióticos.

En mi experiencia, en la mayoría de los casos la Homeopatía es suficiente para tratar estas sinusitis evitando así los antibióticos y resulta especialmente interesante en aquellos casos crónicos que resisten, incluso, a repetidos tratamientos con estos antibióticos.

Medicamentos como HYDRASTIS, KALIUM BICHROMICUM, CINNABARIS, HEPAR SULFUR o SILICEA, entre otros, nos han dado a mis pacientes y a mí grandes alegrías en el tratamiento de todo tipo de sinusitis.

En este momento en donde estamos tomando plena conciencia del mal uso y del abuso que hemos hecho de los antibióticos resulta especialmente relevante la posibilidad que nos da la Homeopatía de tratar estos cuadros sin tener que recurrir, en la mayoría de los casos, a los antibióticos.

Recordad: a más Homeopatía menos antibióticos. 

Dismenorreas 

Así llamamos al dolor que muchas mujeres sufren durante la regla y que tiene que ver con diferentes causas. En ocasiones podremos relacionarlas con problemas como la endometriosis, pólipos uterinos, fibromas y diferentes alteraciones de los ejes hormonales pero en otras, como ocurre con las dismenorreas primarias, no encontramos ninguna situación clínica que lo explique.

Los medicamentos homeopáticos actúan estimulando los propios mecanismos de autorregulación del organismo por lo que resultan de especial interés en muchos casos de dismenorrea en donde lo que constatamos es un mal equilibrio en los ejes hormonales.

Lo bonito de la Homeopatía es que necesitamos saber, además del diagnóstico de alguna posible causa, saber cómo sufre cada mujer su dolencia: cómo son los dolores, con qué mejoran y con qué se agravan, cómo es de abundante el sangrado… Pero también necesitamos saber cómo es la persona que padece estos dolores; su morfología, su comportamiento, su carácter, sus antecedentes personales y otras enfermedades que pueda estar sufriendo la persona en ese mismo momento.

También es importante conocer cuándo comenzó y si la paciente relaciona el inicio de los dolores con alguna circunstancia personal que hubiera vivido. Estos aspectos, desde la visión global del ser humano en el que se apoya la Homeopatía, son decisivos en muchas ocasiones para diseñar el tratamiento que consiga mejorar a nuestra paciente.

A quién le duele, cómo le duele y por qué le duele son los tres aspectos claves para instalar el tratamiento adecuado a cada paciente.

Y todo esto siempre teniendo en cuenta que será un médico experto en Homeopatía el que tras un diagnóstico decidirá cuál será el mejor tratamiento y qué lugar deberán ocupar nuestros medicamentos homeopátios en su estrategia de tratamiento.

Y vosotros, ¿tenéis alguna buena experiencia con los tratamientos homeopáticos?

¿Nos la contáis?

Designed by katemangostar / Freepik

Si te ha gustado ¡compártelo!

corazon-azul_55

También te puede interesar

Taller de homeopatía

julio 27, 2023

Oportunidad de doctorado con financiación completa en Brasil.

Ha surgido una oportunidad para una beca de doctorado Cotutelle totalmente financiada para explorar el uso de la homeopatía en...

junio 13, 2023

5ª Conferencia HRI: “Investigación de vanguardia en homeopatía” Del 16 al 18 de junio – Londres

Los días 16, 17 y 18 de junio tendrá lugar la 5ª Conferencia Internacional de Investigación del Instituto de Investigación...

junio 12, 2023

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.