Actualidad

Patologías

Tratar uñas frágiles con homeopatía

Tratar las uñas frágiles con homeopatía

Autor: Dr. Jorge Manresa

Las uñas son unas estructuras protectoras de la piel con forma de lámina dura, resistente y traslúcida.

Tener unas uñas débiles y quebradizas puede convertirse en una auténtica preocupación estética y molesta para la persona que lo padece. Por otro lado, su estado puede ser revelador de problemas de salud o carencias nutricionales. En este artículo vamos a abordar como los medicamentos homeopáticos pueden ayudar a conseguir unas uñas más resistentes y sanas y unas recomendaciones para mantenerlas así.

Conociendo nuestras uñas

Las uñas forman parte de lo que en medicina denominamos “faneras”. Las faneras o anejos de la piel son los pelos, las uñas y las glándulas sudoríparas y sebáceas.  

Las uñas son unas placas córneas rectangulares unidas al lecho sobre el que se asientan, son semitransparentes y en su raíz presentan una zona blanquecina semicircular denominada lúnula, la cual es la matriz que contiene las células epiteliales por las que la uña crece.

Su presencia es imprescindible para proteger los extremos de los dedos de traumatismos, roces y agresiones mecánicas y biológicas. Nos ayudan a mantener el equilibrio al caminar, participan en la precisión del tacto y nos permiten realizar funciones como el rascado.

Las uñas están formadas principalmente por capas de células muertas endurecidas que contienen una proteína fibrosa llamada queratina, que nuestro cuerpo produce de manera natural y que está también presente en la piel; pero mientras que en la piel está compuesta por un 70-75 % de agua, en las uñas es solo el 12 %.

En las uñas hay distintas partes que podemos reconocer:

  • Matriz: es la parte por la que crece la uña y está situada en la base de esta.
  • Lámina ungueal: parte más visible de la uña, formada aproximadamente de 150 capas de queratina superpuestas.
  • Lecho ungueal: es la piel situada debajo de la uña y encima de los vasos sanguíneos que lo alimentan, proporcionando el color rosado a la uña.
  • Cutícula: tejido que rodea la base de la uñas y se superpone a la lámina. Está formado por células muertas.
  • Lúnula: media luna blanquecina de la uña.

El ritmo de crecimiento de las uñas varía de un dedo a otro y de una persona a otra. Depende de la edad, la estación del año, la cantidad de calcio, de la práctica o no de ejercicio y de factores hereditarios.

Las uñas crecen a una velocidad promedio de 0,1 mm/día (unos 4 mm al mes). En el caso de las manos tardan de 3 a 6 meses en volver a crecer completamente, mientras que las uñas de los pies lo hacen en un período de entre 12 y 18 meses. Su grosor varía desde los 0.5 mm en las manos hasta los 1.3 mm en los pies.

La uña sana es flexible (se dobla sin romperse), pero dura (resistente a traumatismos).

Porqué las uñas se vuelven quebradizas

Cuando las uñas son quebradizas y más bien secas, también conocido como onicorrexis en terminología médica, las capas de proteína que la componen son propensas a separarse, a romperse y a dividirse longitudinalmente. A veces se acumula queratina blanda, de color amarillo, debajo de la uña, haciendo que la superficie de la uña se levante y con el tiempo, se afloje.

Esta afección puede presentarse en cualquier persona, pero es especialmente común entre las mujeres de edad avanzada ya que el envejecimiento y los factores hereditarios pueden hacer que las uñas sean más débiles y más susceptibles a romperse.

A este estado de las uñas podemos llegar por distintas causas:

Agentes externos: Detergentes, lejías y otros productos químicos, en contacto continuado con nuestras manos, van a debilitar nuestras uñas, más aún si padecemos alergia a esos productos al como el esmalte.

Ciertas enfermedades tales como la psoriasis, hipotiroidismo, enfermedad de Raynaud, anemia, vitíligo, tuberculosis, enfermedad renal o infección por hongos, que como la psoriasis puede producir decoloración y engrosamiento de la uña.

Traumatismos. Calzado inapropiado.

Déficit de calcio, hierro, zinc, silicio, ácido fólico o vitamina B12, debido a malos hábitos alimenticios.

Algunos tratamientos de quimioterapia.

Alteraciones hormonales en la mujer.

Las verrugas que se sitúan en la piel bajo las uñas o alrededor de ella pueden desprenderlas o encarnarlas

Algunos de estos problemas de salud pueden dar lugar también a manchas blancas más o menos extensas en la uña, la llamada leuconiquia.

Tratamiento convencional para las uñas secas y quebradizas

Aunque no siempre es así, detectar anormalidades en las uñas puede ser señal de algún problema de salud. Por ejemplo, una mancha negra bajo la uña puede deberse  a un melanoma (tumor de la piel).

En aquellos casos en que la fragilidad de las uñas se deba a enfermedades no propias de ellas, como es el caso de las alteraciones hormonales, psoriasis, hipotiroidismo, déficit de nutrientes, etc., el tratamiento principal será, como es lógico, el de esa enfermedad primaria.

En aquellos casos en que el problema radique en una infección de la uña por hongos o de una psoriasis, la evolución no siempre es favorable y se prolonga en el tiempo, pudiendo tardar la curación completa, con independencia del tratamiento que se escoja, hasta seis meses para una uña de la mano y un año para una uña del pie y no funciona en todos los casos.

El tratamiento puede conllevar cremas, lacas de uñas, ungüentos, comprimidos anti fúngicos, etcétera, y el resultado es muy desigual de un individuo a otro. En casos graves de psoriasis se han utilizado inyecciones de corticoides.

Aunque se han preconizado tratamientos con láser, no ha podido ser confirmada su utilidad.

Recomendaciones generales

Si sus uñas son frágiles, se descaman o parten con facilidad debido a factores ambientales, algunos cambios en su estilo de vida pueden ayudarle a mejorar el problema. Por ejemplo:

– Evite remojar las manos y los pies en agua durante largos períodos de tiempo, y asegúrese de secarlos bien posteriormente.

– Use un jabón suave y no se lave las manos en exceso. Un exceso de higiene puede dar lugar a la llamada onicosquisis que es la separación en capas de la lámina de la uña.  Incorpore las uñas a sus hábitos de hidratación.  

– Trate de evitar la exposición de las uñas a productos químicos, tales como quitaesmaltes, acetonas, etc. Periódicamente dé a sus uñas un respiro y no utilice laca de uñas durante unos días.

– Utilice una lima suave y cortaúñas o tijeras afilados. Recórtelas cuando estén más blandas, tras la ducha o poniéndolas a remojar unos minutos.

– No se muerda las uñas ni se quite la piel de alrededor con los dientes.

– Las uñas deben estar secas y limpias. La humedad y los gérmenes facilitan el que se  deterioren. En algunos casos puede ser interesante fregar los utensilios de cocina con guantes.

Medicamentos homeopáticos para las uñas secas y quebradizas

Algunos de los medicamentos homeopáticos de uso frecuente en homeopatía son:

  • Uñas frágiles, friables, con estrías longitudinales u ondas transversales: THUYA.
  • Uñas duras y espesas: ANTIMONIUM CRUDUM.
  • Uñas estriadas que crecen muy lentamente: FLUORICUM ACIDUM.
  • Uñas deformadas: GRAPHITES.
  • Uñas encarnadas: GRAPHITES.
  • Uñas con manchas blancas: SILICEA.
  • Uñas con surcos: SILICEA.
  • Uñas con tendencia a encarnarse: CAUSTICUM. PYROGENIUM.
  • Uñas quebradizas, deformes, decoloradas, que crecen mal: ANTIMONIUM CRUDUM.
  • Uñas que se separan y se quiebran fácilmente, piel seca, útil en personas de edad avanzada y niños: ALUMINA.
  • Uñas delgadas y frágiles o espesas y deformes: ANANTHERUM.
  • Uñas que se tornan azules y frías, se separan y tienen manchas. Verrugas cerca de las uñas que pueden sangrar también. Las uñas están sensibles al dolor cuando las tocan: NITRICUM ACIDUM.
  • Uñas que crecen lentamente o no crecen: ANTOMINUM CRUDUM. RADIUM BROMATUM.  

Las vitaminas para un cabello y uñas sanas

Unas recomendaciones de alimentos frecuentes en nuestra dieta

Vitaminas del grupo B: fundamentales para una buena salud de pelo y uñas, especialmente la biotina: frutos secos. La vitamina B12 o cobalamina: pescado, marisco, huevos y algunas carnes rojas. La vitamina B3 o niacina: semillas, legumbres, vegetales de hoja verde y zanahorias.

Vitamina C: cítricos y frutos rojos, brócoli, coliflor, espinaca y apio.

Vitaminas A y D: Vitamina A: zanahorias, batata, calabaza, mango, melón, lechuga iceberg, col rizada, leche entera; Vitamina D: aguacate, sardina, atún salmón, yema de huevo, leche, queso, yogurt, mantequilla…

Vitamina E: semillas de girasol, algunos frutos secos, aceites vegetales, brócoli, espinacas, aguacates…

Zinc, cobre, hierro: ajo, germen de trigo o garbanzos. El cobre lo encontramos en frutos secos, carnes rojas, mariscos, cacao o soja, entre otros. Hierro: legumbres, frutas deshidratadas, huevos (especialmente las yemas), hígado, carne roja y magra (especialmente la carne de res), carne de aves, carnes rojas oscuras. En cualquier caso y como siempre recomendamos, es conveniente acudir a un profesional sanitario formado en homeopatía para obtener los mejores resultados individualizando el tratamiento a cada caso.

Si te ha gustado ¡compártelo!

corazon-azul_55

También te puede interesar

Homeopatía para el síndrome premenstrual

Homeopatía para el Síndrome Premenstrual

El síndrome premenstrual es un problema de salud frecuente (hasta el 80% de las mujeres pueden presentar síntomas compatibles a...

abril 14, 2021

Alergia Primaveral y cómo tratarla con Homeopatía

Con la llegada de la primavera y el polen es el momento en el que también aparecen las alergias con...

abril 9, 2021
insomnio

Efectos del insomnio en nuestro cuerpo y cómo abordarlo con homeopatía

Hace apenas unos días, el 19 de marzo, coincidiendo como cada año con el viernes previo a la llegada de...

marzo 24, 2021

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.

Imagen suscripción

¿Quieres que te mantengamos informado/a?

Suscríbete a Homeopatía Suma

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. Homeopatía Suma no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. En el siguiente directorio encontrará un listado de profesionales de confianza asociados a la ANH: https://profesionales.homeopatiasuma.com