Actualidad

Patologías

Homeopatía para el síndrome premenstrual

Homeopatía para el Síndrome Premenstrual

¿Qué es el síndrome premenstrual?

El síndrome premenstrual es un problema de salud frecuente (hasta el 80% de las mujeres pueden presentar síntomas compatibles a lo largo de su vida reproductiva) y en general poco consultado, que consiste en una variedad de síntomas físicos y psíquicos que aparecen regularmente durante los 7-10 días previos a la menstruación y desaparecen poco después de iniciada la hemorragia menstrual.

Estos síntomas pueden ser de suficiente intensidad como para alterar el ritmo de vida de la mujer (en el 20-40% de los casos) e incluso provocar discapacidad en el caso de tratarse de un síndrome disfórico premenstrual, que es mucho menos frecuente (2-10% de los casos).

La edad media de aparición se sitúa entre los 20-35 años, aunque puede aparecer durante el período fértil de la mujer a cualquier edad.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome premenstrual?

Aunque se han descrito más de cien síntomas relacionados con este síndrome los de aparición más frecuente (figura1) que pueden ser motivo de consulta son:

  1. Alteraciones en el estado de ánimo: irritabilidad, nerviosismo, sentimientos de culpa, labilidad emocional, ansiedad, depresión y crisis de llanto.
  2. Mentales: confusión, dificultad de concentración y tendencia a los olvidos.
  3. Conductuales: deseos intensos de algún tipo de alimento, aislamiento social, baja autoestima y modificaciones en la libido.
  4. Digestivos: estreñimiento, diarrea, dolor abdominal, náuseas, vómitos e hinchazón abdominal.
  5. Dermatológicos: brotes de acné, herpes labial recurrente, herpes genital, hematomas y empeoramiento de problemas dermatológicos previos como eccemas.
  6. Síntoma relacionados con la retención de líquidos: edemas maleolares, aumento temporal de peso, hinchazón abdominal y tensión mamaria.
  7. Otros síntomas frecuentes: cefalea, migraña catamenial, fatiga, insomnio, palpitaciones, artralgias, rigidez y dolor muscular, empeoramiento de procesos alérgicos y de las crisis epilépticas.

Figura 1. Síntomas más habituales del síndrome premenstrual

¿Cuál es la causa del síndrome premenstrual?

Aunque no se conoce la causa de este problema de salud existen hipótesis sobre su posible origen multicausal (figura 2) siendo indudable que su aparición está relacionada con los cambios hormonales que acontecen tras la ovulación.

Los cambios en las concentraciones sanguíneas de las hormonas que intervienen en la fase final del ciclo ovulatorio (déficit de progesterona y exceso de estrógenos); la alteración en el mecanismo fisiológico de estimulación de las hormonas luteinizante (LH) y estimulante del folículo (FSH) por parte de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), con un aumento en la producción de prostaglandinas; diversos factores nutricionales (deficiencia vitamina B6 y de vitamina E, la hipoglucemia y las concentraciones bajas de calcio o magnesio); las modificaciones en los valores de neurotransmisores como la serotonina y las endorfinas; el exceso de aldosterona; el aumento de los niveles de vasopresina y prolactina; los cambios en el metabolismo del sodio a nivel renal; el estrés y otros posibles factores psicológicos y socioculturales; sin olvidar el posible papel de la herencia (es más frecuente su aparición en las mujeres de familias con antecedentes de depresión y en las gemelas monocigóticas) son algunas de las explicaciones propuestas sobre el origen de este síndrome.

Figura 2. Posibles factores etiológicos del síndrome premenstrual

¿Cómo se diagnostica el síndrome premenstrual?

Como no existen síntomas específicos ni pruebas complementarias que sirvan de ayuda y además, es frecuente su variabilidad de un mes a otro en la misma mujer, el diagnóstico es clínico y se basa en: la presencia de síntomas asociados al síndrome premenstrual, su aparición en la fase premenstrual (7-10 días antes de la menstruación) y desaparición durante la menstruación, la interferencia con las actividades de la vida diaria y la ausencia de otra enfermedad física o psíquica que sea causante de los síntomas.

El síndrome disfórico premenstrual se diagnostica igualmente con criterios clínicos basados en el DSM-V de la Asociación Americana de Psiquiatría y constituye la forma más grave e incapacitante del síndrome premenstrual, cuya sintomatología especialmente psíquica impide hacer una vida social y laboral normal por lo que se suele proponer un tratamiento farmacológico con inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS), que han mostrado en los estudios realizados ser eficaces en el alivio de los síntomas psíquicos y físicos.

Puede ser de ayuda, tanto diagnóstica como terapéutica, del mismo modo que en otros problemas frecuentes de salud como el asma o las migrañas, registrar un diario de síntomas y su relación con el día del ciclo durante al menos 3 meses.

¿Cómo se trata el síndrome premenstrual?

Se puede enfocar el tratamiento de las pacientes con síndrome premenstrual desde varios y complementarios puntos de vista entre los que incluiremos los medicamentos homeopáticos.

Entre las propuestas de tratamiento que han mostrado su utilidad podemos considerar:

  1. Recomendaciones generales
    • Dieta equilibrada rica en vegetales y pobre en grasas saturadas con aporte suficiente de vitamina B6, vitamina E, magnesio, calcio y ácidos grasos esenciales y disminución del consumo de tóxicos (alcohol y tabaco), bebidas estimulantes con cafeína, azúcares y sal.
    • Técnicas de relajación y de control del estrés.
    • Ejercicio físico habitual.
  2. Fitoterapia y suplementos nutricionales (tabla 1): el uso de suplementos nutricionales cuando se sospecha o comprueba su carencia y algunos medicamentos fitoterapeúticos han demostrado ser eficaces en la mejora de los síntomas de estas mujeres.
  3. Fármacos convencionales o alopáticos (tabla 2).

En función de la sintomatología predominante y siempre que se consideren necesarios puede recurrirse a tratamiento sintomático individualizado en función de la clínica de la paciente.

Tabla 1. Suplementos nutricionales y fitoterapia aconsejada en el síndrome premenstrual y grado de recomendación. Gónzalez M.B. Síndrome premenstrual. A propósito de un caso. AMF 2005;1(5):284-289  y https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-sindrome-premenstrual-13069632

Tabla 2. Fármacos aconsejados en el síndrome premenstrual y grado de recomendación. Gónzalez M.B. Síndrome premenstrual. A propósito de un caso. AMF 2005;1(5):284-289

La intensidad, frecuencia y duración de los síntomas determinarán su empleo, considerando previamente el balance beneficio/riesgo para cada uno de los fármacos y cada caso concreto.

Podemos utilizar medicamentos como antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) para los dolores musculares, articulares y la migraña, diuréticos junto con dieta hiposódica en aquellos casos en los que predomine la retención de líquidos, ansiolíticos a dosis bajas y períodos cortos de tiempo si los síntomas de ansiedad son intensos, antidepresivos en el síndrome disfórico premenstrual y bromocriptina en pacientes con tensión y dolor mamario.

Cuando las molestias cíclicas sean intensas y múltiples se puede plantear el tratamiento con anticonceptivos hormonales aunque la respuesta es muy variable. El empleo de tibolona y danazol quedaría para casos especialmente seleccionados.

¿Cuáles son las ventajas de los medicamentos homeopáticos en el tratamiento del síndrome premenstrual?

Los medicamentos homeopáticos son los más seguros de la oficina de farmacia, siendo además efectivos y personalizados.

Actúan sobre la globalidad de la paciente (distintos síntomas físicos y psíquicos) y se pueden utilizar en mujeres que no desean usar anticonceptivos hormonales y en cualquier edad y circunstancia de salud de la mujer.

Los medicamentos homeopáticos regulan la sensibilidad de la mujer a sus propias variaciones hormonales cíclicas tratando de armonizar y equilibrar una sensibilidad particular y no un desorden hormonal cuantitativo, por lo que mejoran tanto los síntomas específicos del síndrome premenstrual como el estado de salud general, incluidos los aspectos sociales que tanto preocupan a las pacientes.

¿Cuáles son los medicamentos homeopáticos de uso frecuente en el tratamiento del síndrome premenstrual?

Los objetivos del médico homeópata en el tratamiento de estas pacientes no se circunscriben al alivio de los síntomas más molestos sino a la mejora del estado de salud general de la mujer.

Para ello puede emplear medicamentos sintomáticos, reguladores, etiológicos y de acción global.

Medicamentos sintomáticos

Del mismo modo que con los medicamentos convencionales, podemos prescribir medicamentos homeopáticos en función de los síntomas (tabla 3) más molestos y predominantes en el cuadro clínico de cada mujer.

En aquellos casos en los que la sintomatología principal sea la psíquica, podemos utilizar medicamentos como Ignatia amara, medicamento de la somatización y la paradoja con múltiples síntomas físicos y comportamiento irritable y paradójico; Moschus que es el medicamento del pánico escénico y cuyos síntomas más frecuentes son la hiperexcitabilidad nerviosa con alternancia de risa y llanto y tendencia al desmayo (lipotimia y miedo a perder la conciencia), sensación de bola o nudo en el estómago, calambres, espasmos y contracturas musculares, hipo, palpitaciones y crisis de ansiedad; Murex purpurea que es un medicamento con síntomas muy similares a los de Sepia con sintomatología depresiva premenstrual, pesadez hipogástrica y sensación de peso en la pelvis; y Nux vómica medicamento útil en pacientes con cambios de humor con cólera, irritabilidad sin llanto, estreñimiento, epigastralgia con pirosis y necesidad de estimulantes como café, té o tabaco especialmente durante los días previos a la regla.

Si predominan los síntomas digestivos disponemos de Cyclamen (migraña oftálmica catamenial con vértigo, dispepsia, con digestiones lentas e intolerancia a las grasas, como Pulsatilla al que complementa); Lycopodium (dispepsia postprandial especialmente en mujeres con síndrome de ovario poliquístico) y Nux vómica.

En las mujeres que sufren dolor e hinchazón mamaria estarán indicados medicamentos como Lac caninum (mamas muy dolorosas, edematizadas y sensibles al menor movimiento por lo que la mujer no quiere quitarse el sujetador, migraña catamenial, dolor de garganta que cambia de un lado a otro); Phytolacca (mastodinia en mujeres con mastopatía fibroquística dolorosa) y Conium maculatum (mastodinia en mujeres de senos pequeños y mastopatía fibroquística, mareo, tristeza y falta de concentración).

Bovista es un medicamento utilizado en mujeres con spotting o sangrado intermenstrual con hinchazón de manos y diarreas premenstruales.

Para los síntomas vasculares podemos utilizar Sanguinaria canadienses (cefalea derecha con sofocos y sensación pulsátil); Hamamelis (para la insuficiencia venosa con hinchazón y dolor en las piernas, siendo las venas muy sensibles con sensación de que van a estallar); Vipera redi (edema en los tobillos por insuficiencia venosa) y Aesculus para las hemorroides.

En el herpes catamenial podemos prescribir Rhus toxicodendron y Borax en función de la sintomatología y el tipo de lesión elemental y para el acné Eugenia jambosa y Kalium bromatum.

Tabla 3. Medicamentos homeopáticos sintomáticos en mujeres con síndrome premenstrual.

Medicamentos etiológicos

Podemos emplear medicamentos relacionados con la posible causa que desencadena la aparición de los síntomas y que en muchas ocasiones coincide con el medicamento de acción global.

Situaciones como la pérdida de un ser querido, la separación, la infidelidad, los problemas laborales y de pareja y cualquier situación estresante intensa pueden provocar un inicio o empeoramiento de un síndrome premenstrual previamente leve.

En ese caso medicamentos como Natrum muriaticum, Sepia, Arsenicum álbum, Ignatia, Pulsatilla, Staphysagria, Phosphoricum acidum o Gelsemium pueden tenerse en consideración a la hora de plantear el tratamiento de estas pacientes.

Medicamentos reguladores

Para regular el desequilibrio hormonal podemos utilizar Folliculinum cuando estén presentes síntomas como mastodinia con hinchazón dolorosa de las mamas, aumento de peso por retención hídrica, cambios en el humor y estado de ánimo con tristeza, excitabilidad e irascibilidad que son propios de un hiperestrogenismo relativo y Luteinum cuando el síndrome premenstrual tenga sintomatología hipoestrogénica.

De modo menos frecuente puede emplearse ADH en mujeres con síndrome premenstrual que curse con importantes edemas.

Medicamentos de acción global

Muy posiblemente, los tres medicamentos más frecuentemente prescritos por los médicos homeópatas con la intención de mejorar la salud global de las mujeres con síndrome premenstrual y los que en mi experiencia más he utilizado son Lachesis, Natrum muriaticum y Pulsatilla.

Lachesis mutus es un medicamento de gran utilidad en el síndrome premenstrual ya que todos los síntomas mejoran con la aparición de la regla, tanto los psíquicos, que pueden ser muy intensos con tristeza, irritabilidad, celos, insomnio y pesadillas muy desagradables, como los físicos, con la presencia de congestión pélvica dolorosa, mastodinia, síntomas de insuficiencia venosa, cefalea pulsátil, palpitaciones especialmente al despertarse por la mañana, sofocos, sudoración y retención hídrica.

Puede observarse frecuentemente en la consulta una locuacidad intensa. La paciente no para de hablar, lo hace muy deprisa, salta de un tema a otro y es muy crítica y desconfiada incluso con los tratamientos y los médicos. Puede llegar a hablar mientras duerme.

Y puede explicarnos su malestar por los sentimientos intensos de celos, sus cambios en el estado de ánimo e incluso el aumento de la libido durante esos días.

Sus intensos síntomas físicos y su comportamiento triste, irascible e incluso violento durante estos días previos a la regla las lleva a la consulta, porque impiden hacer una vida normal, lo que resulta muy incómodo tanto para la paciente como para sus próximos (pareja, familia, compañeros de trabajo).

Recuerdo una paciente, hipertensa en tratamiento con betabloqueantes y trastorno de ansiedad generalizada que había precisado el empleo de psicofármacos, que me consultó después de un tiempo largo de conocernos por un síndrome premenstrual con síntomas intensos cardiovasculares y mentales que interferían en su vida normal y que mejoraron de forma rápida y persistente con el uso de Lachesis mutus.

Natrum muriaticum es otro medicamento de uso frecuente en las mujeres con síndrome premenstrual siendo sus síntomas más frecuentes una importante variación en el peso, con infiltración celulítica de caderas y muslos, sequedad vaginal con dispareunia, acné, tristeza y tendencia a la depresión.

Estas pacientes quieren estar solas y en la consulta responden con monosílabos y no miran a la cara. Cualquier intento de consuelo les irrita y parece que todo les da igual manifestando una gran indiferencia afectiva.

Las adolescentes y mujeres jóvenes que se beneficiaran del empleo de este medicamento suelen ser tímidas, reservadas, melancólicas y tener dificultades en las relaciones con el otro sexo. Les gusta la música que suele hacerles llorar y la lectura, así como todas aquellas actividades que realice consigo misma.

La fidelidad es para ellas algo básico en las relaciones con los demás (familia, amigas, pareja) por lo que toleran muy mal la traición y el desafecto que puede ser origen de sus problemas de salud.

A nivel digestivo la sed y el deseo de sal suele ser característico y tienen un hábito intestinal con tendencia al estreñimiento y a los síntomas dispépticos.

La piel es habitualmente grasa y con presencia de problemas dermatológicos muy habituales que empeoran en los días previos a la regla como el acné, el herpes labial, la dermatitis seborreica y el eccema.

Suelen ser asténicas, con tendencia al adelgazamiento e hipotensas y en su historia clínica puede haber antecedentes de migrañas, cefaleas, asma bronquial, enfermedades alérgicas y procesos catarrales de repetición.

Y no les gusta el sol que les provoca dolor de cabeza.

Pulsatilla es un medicamento especialmente indicado en mujeres tímidas, sensibles y cuyos síntomas y comportamiento son muy variables.

El síndrome premenstrual cursa con congestión venosa, mastodinia y humor variable y una cierta tendencia depresiva que mejora con consuelo.

Este medicamento encaja perfectamente con la hipótesis psicoanalítica del síndrome premenstrual, ya que podemos entender la sintomatología premenstrual como una sensación subjetiva de pérdida, el aviso de la imposibilidad de acceder a la maternidad.

De hecho, las mujeres que mejoran con este medicamento son muy maternales, afectuosas, dan cariño y necesitan constantemente recibirlo de modo que pueden enfermar por falta de afecto (una separación, una pérdida, el nido vacío cuando los hijos se marchan de casa).

A diferencia de otros medicamentos eficaces en el síndrome premenstrual como Natrum muriaticum o Sepia necesita manifestar sus sentimientos. Por eso suelen llorar en la consulta lo que les produce gran alivio tanto como el consuelo y las palabras amables del médico.

Suelen ser mujeres muy miedosas, especialmente a quedarse solas y pueden padecer ansiedad anticipatoria con palpitaciones.

En su historial podemos encontrar antecedentes de dispepsia y disquinesia biliar con mala tolerancia a las carnes y comidas grasas, síntomas de insuficiencia venosa que mejoran con el ejercicio físico y empeoran con el calor y catarro de mucosas tanto a nivel respiratorio, ORL con mucosidad y tos cambiantes en función del momento del día y de las vías urinarias.

Puedo recordar a muchas pacientes que han mejorado sus síntomas con Pulsatilla siendo una constante en todas ellas su afectuosidad y el rubor facial como signo de timidez.

Otros medicamentos de acción global

Otros medicamentos son Sepia, útil en aquellas mujeres que cargan con todo sobre sus hombros y cuyo síndrome premenstrual cursa con sensación de peso pélvico doloroso, empeoramiento de las hemorroides y varices previas, síntomas digestivos con dispepsia y estreñimiento, leucorrea irritante, herpes labial o genital recidivante, eccema y acné que empeoran en esos días, así como sentimientos de tristeza y depresión que empeora con consuelo a pesar de que puede sentirse muy activa esos días; Sulphur, medicamento eficaz en mujeres activas y optimistas cuyos síntomas principales en esos días son cefalea, ardor en pies nocturnos, sofocos, síntomas digestivos y cutáneos con prurito genital y cutáneo; Calcarea carbonica, especialmente útil en mujeres obesas, con antecedentes de trastornos metabólicos, con mamas de gran tamaño que presentan síndrome premenstrual con mastodinia y dolores abdominopélvicos y leucorrea lechosa; Thuya, en mujeres con tendencia a la obsesión y que presentan antes de las reglas leucorrea con olor agrio, tendencia depresiva, importante retención de líquidos, tendencia a las infecciones ginecológicas, aumento de sudor con olor a puerros, caída de cabello y alteraciones en las uñas; y Natrum Sulphuricum para mujeres obesas con tendencia a la obsesión y a la depresión en la que los síntomas predominantes del síndrome premenstrual son aquellos relacionados con los trastornos metabólicos del agua con retención hídrica e infiltración celulítica.

Los medicamentos homeopáticos pueden ser de gran ayuda en el tratamiento de mujeres con síndrome premenstrual por su seguridad, efectividad y globalidad para conseguir un equilibrio y estabilidad en la salud ginecológica y general de la paciente.

Bibliografía

  1. Gónzalez M.B. Síndrome premenstrual. A propósito de un caso. AMF 2005;1(5):284-289
  2. https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-articulo-sindrome-premenstrual-13069632
  3. http://docs.bvsalud.org/biblioref/2019/06/1005047/14-trastorno-disforico-premenstrual-g-agostini.pdf
  4. https://www.eafit.edu.co/ninos/reddelaspreguntas/Documents/dsm-v-guia-consulta-manual-diagnostico-estadistico-trastornos-mentales.pdf
  5. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001505.htm
  6. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/premenstrual-syndrome/symptoms-causes/syc-20376780
  7. Jouanny J, Crapanne JB, Dancer H, Masson JL. Terapéutica homeopática. Tomo 2. Posibilidades en patología crónica. CEDH. 2004
  8. Boulet J, Demonceaux A, Donner F, Lévêque Y. Terapéutica homeopática Esquemas y protocolos. CEDH. 2011
  9. Díez X. Manual de materia médica homeopática. www.prescribohomeopatia.com. Facultad de Medicina. Universidad de Zaragoza. 2011

Si te ha gustado ¡compártelo!

corazon-azul_55

También te puede interesar

Fascitis plantar y homeopatía

Fascitis plantar y homeopatía

Se estima que el 80% de las personas que consultan por dolor en la planta del pie, sufren de fascitis...

mayo 17, 2021
boqueras

Homeopatía para el tratamiento de las boqueras

¿Qué son las boqueras? Las boqueras, también llamadas queilitis angular, rágades, boceras, boqueras o perleche, son unas de las lesiones...

mayo 10, 2021
La homeopatía, una medicina para toda la familia

La homeopatía, una medicina para toda la familia

Tras la regulación de la Terapéutica Homeopática en España y como ha ocurrido en otros países, la homeopatía ha tenido...

mayo 4, 2021

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.

Imagen suscripción

¿Quieres que te mantengamos informado/a?

Suscríbete a Homeopatía Suma

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. Homeopatía Suma no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. En el siguiente directorio encontrará un listado de profesionales de confianza asociados a la ANH: https://profesionales.homeopatiasuma.com