Actualidad

Patologías

Young woman holding an imaginary megaphone and shouting into it

Día Mundial de la Voz

Por el Dr. Alberto Sacristán

 

Hace unos días se celebró el Día Mundial de la Voz y con motivo de este día me gustaría contar una historia personal que me recuerda la importancia de este “sonido”.

Me viene a la mente una persona que inicialmente presentaba unos síntomas catarrales banales. Pasaban los días y no cedía seguía igual, carraspeaba y tenía la voz “cogida”, no tenía fiebre, tampoco dolor de garganta, solo esa disfonía (voz cogida) y la carraspea, que en ocasiones se volvía incómodo no sólo para él, sino también para los que estaban a su alrededor.

Yo estaba inmerso en quinto de medicina, ya incluso me creía alguien, ¡qué iluso!, si quizás pensaba que sabía ya mucho, casi era médico. ¡Anda que no me quedaba camino y lo que queda! El caso es que después de estar un mes escuchando que era un “catarro mal curado”, me cansé y le dije: “Papá, eso no puede ser un catarro, llevas así un mes, voy a hablar con mi profesor de Otorrinolaringología (ORL), el Dr. Mercadal para que te vea”. Y vaya que le vio, y le operó de un cáncer de cuerdas vocales. También recuerdo el día de la intervención. Estaba en la habitación con mi madre, mis hermanos y resulta que me dice la enfermera que tengo que acudir al quirófano. Bajé a quirófano y me quedé en la sala, a la espera a que mi padre saliera tras la intervención. Al minuto de llegar, oigo como me llama el Dr. Mercadal: “Señor Sacristán haga el favor de entrar en el quirófano que le estoy esperando desde hace un rato”. Mi padre dormido en la mesa del quirófano y mi profesor, ahora amigo, sentado en la cabecera de mi padre y con un microscopio delante, con la mesa supletoria con el material quirúrgico preparado, con mirada penetrante, me dice: si no quieres que te suspendan todas las asignaturas del curso haz el favor de sentarte y mirar por el microscopio accesorio. Presencié una lección magistral de una intervención quirúrgica minuciosa, milimétrica, para quitar la lesión sobre una de las cuerdas vocales. No sólo pude mirar, sino también escuchar al profesor esta lección magistral. La intervención fue un éxito total, y es que estando el bisturí en mano del Dr. Mercadal, no era posible que fuera de otra manera.

Llegamos a casa y para mi padre no fue fácil puesto que tenía que estar callado, siendo una persona que la conversación, la buena conversación, le encantaba. Con una gran cultura que podía hablar de casi cualquier tema, respetando la opinión del otro. Tenía que escribir todo y ahí lo pasábamos mal nosotros, jajajajaja, tenía letra de médico, pero ¡qué médico! Era peor, no había quien le entendiera, así que le tocó escribir en mayúsculas.

Uno a veces no valora lo que tiene, cosas cotidianas, algo tan “tonto” como la voz tiene un valor importante que no llegamos a alcanzar, porque nunca nos ha faltado o si nos ha fallado ha sido algo temporal y sabemos que volverá.

Con esta historia personal que os he contado, quiero trasladar la importancia que tiene una buena valoración. Como médico no debemos olvidarnos de hacer una buena historia clínica y, si lo consideramos, solicitar pruebas complementarias para llegar a un diagnóstico correcto. La disfonía, la afonía o la alteración de la voz, pueden ser síntomas de diversas enfermedades, la mayoría benignas, pero en ocasiones pueden derivar en algún proceso complejo que debemos diagnosticar y resolver.

En ocasiones es necesario ser valorado por un especialista. En este caso, el ORL puede realizar un diagnóstico más preciso, ya que realiza una fibroscopia. Consiste en introducir una cámara (fibroscopio) por las fosas nasales (observará toda la mucosa nasal, cornetes, tabique nasal…), pasará por la retrofaringe y llegará a la laringe, donde podrá observar las cuerdas vocales. En este punto el ORL suele indicar al paciente que diga de forma continua alguna vocal “eeeeeeeeeee” o “iiiiiiiiiiiiiii” para observar cómo vibran las cuerdas vocales.

La afonía, la ronquera, la disfonía, en definitiva, distintas alteraciones de la voz, son consultas frecuentes en atención primaria, donde los médicos de familia valoran al paciente y le dan las recomendaciones pertinentes al respecto. Mi compañero JI Torres hace referencia a esta patología como consulta frecuente en atención primaria.

 

¿Cómo puede ayudarnos la homeopatía a tratar una alteración de la voz?

 

Los medicamentos homeopáticos son seguros y pueden ayudarnos en muchos casos como la afonía o la disfonía. Podemos ir a la causa si la sabemos, por ejemplo. Hay pacientes que tienen reflujo gastroesofágico y el otorrino puede observar en la fibroscopia una lesión en laringe (edema, eritema de la mucosa interaritenpidea…) por lo que la afonía, en este caso sería por el reflujo y la erosión que realizan los ácidos del estómago en la laringe. Medicamentos como Nux vómica podrían ayudar a mejorar la situación digestiva y prevenir el reflujo.

Otra situación en las que me hubiera beneficiado de la utilización de la homeopatía fue en una rueda de prensa. En el 2018 realicé una rueda de prensa junto con compañeros acupuntores, médicos naturistas y representantes de asociaciones de pacientes. Fue una rueda de prensa larga o al menos a mí se me hizo muy larga. Cada minuto que pasaba mi voz se debilitaba, se iba apagando por el esfuerzo de querer transmitir a los medios todas las bondades de la homeopatía, su justificación y sustentación científica y por representar en ese momento a un gran colectivo de médicos, farmacéuticos y veterinarios que prescriben o dispensan homeopatía a sus pacientes o clientes. En este caso, por la fatiga de las cuerdas por el esfuerzo realizado, me hubiera venido muy bien la utilización de Arnica Montana.

Otros medicamentos homeopáticos que pueden ser útiles en problemas de la voz son los siguientes:

  • Aconitum napellus: en este caso hablamos de afonía tras un susto considerable o tras una emoción muy relevante. También podemos usarlo en una afonía con faringitis por frío intenso (golpe de frío)

  • Argentum metallicum: es un medicamento homeopático que usamos con frecuencia en personas que por su profesión hablan mucho, como profesores o incluso en cantantes, y lo recomendaremos cuando noten una sensación de quemazón en la laringe, como si tuviera una herida en la garganta. Se dice que es el medicamento homeopático de los cantantes y oradores.

  • Si tenemos una sensación de que la garganta le raspa, y tiene ronquera, podremos recomendar Bromium.

  • Estoy seguro de que alguno de vosotros ha podido notar como una sensación de tener un pelo en la garganta, además de presentar dolor al hablar y cansancio. Además, la ronquera o la afonía empeora por la tarde. Si es así, podríamos prescribir como medicamento homeopático a Phosphorus.

  • En el caso de Rhus Toxicodendron, bien por infección vírica o por un esfuerzo vocal lo podremos usar cuando hay una leve mejoría tras comenzar a hablar o a cantar y que reaparece esa afonía tras el cansancio.

  • En situaciones de estrés, si con la afonía hay irritabilidad y sensación de nudo en la garganta, podremos usar Ignatia.

A modo de conclusión, hay que indicar que la disfonía es un síntoma que puede englobar ciertos problemas de salud graves, siendo el diagnóstico correcto fundamental para realizar un tratamiento adecuado en forma y tiempo. La homeopatía puede ayudar a las distintas alteraciones de la voz (afonía, ronquera…), siendo especialmente útil en las que se denominan disfonías funcionales (fatiga de la voz, viriasis, psíquica…)

Referencias:

  • Disfonía como primer síntoma en diversas patologías neuromusculares. Utilidad de la electroneuromiografía laríngea en el diagnóstico / Dysphonia as a first symptom in several neuromuscular diseases. Laryngeal electroneuromyography diagnostic utility. Goizueta San Martín, G; Górriz, C; Martín, L; Escamillla, C; López Lozano, JJ; Vargas, JA; Ruiz, G; Cabello, A. Neurología (Barc., Ed. impr.) ; 24(9): 819-819, nov. 2009. ilus
  • Laringitis por reflujo: La perspectiva del Otorrinolaringólogo. Humberto L, Mantilla N, Ospina J. Rev Col Gastroenterol. 26(3) Bogotá. 2011

Si te ha gustado ¡compártelo!

corazon-azul_55

También te puede interesar

Gastroenteritis aguda y homeopatía. Cómo tratar las diarreas con homeopatía.

La gastroenteritis aguda (GEA) es un proceso inflamatorio digestivo que se manifiesta en forma de diarrea. Descubre en este post...

junio 1, 2022

Cómo puede ayudar la Homeopatía a tratar el Herpes Zóster

Descubre en este post del Dr. Sacristán qué es el HERPES ZÓSTER, cuáles son sus síntomas, cómo se puede tratar...

mayo 9, 2022

Cólico nefrítico y homeopatía.

En este post vamos a hablar de cuáles son los síntomas del cólico renal, sus causas, qué podemos hacer para...

abril 13, 2022

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.

Imagen suscripción

¿Quieres que te mantengamos informado/a?

Suscríbete a Homeopatía Suma

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. Homeopatía Suma no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. En el siguiente directorio encontrará un listado de profesionales de confianza asociados a la ANH: https://profesionales.homeopatiasuma.com