Actualidad

Patologías

La homeopatía, una medicina para toda la familia

¿Cómo tratar la Rosácea con Homeopatía?

Ahora que empieza el buen tiempo y estamos más horas expuestos al sol, debemos proteger mucho más nuestra piel, sobre todo aquellas personas que tienen “piel sensible” o padecen de rosácea.

Más de un 10% de la población mundial y más de 4 millones de persona en España padecen rosácea, representando el 3-5% aproximadamente de las consultas dermatológicas. Durante la pandemia, el uso habitual de la mascarilla ha hecho que, en muchos casos, se acentúen sus síntomas e, incluso, que aparezca por primera vez en muchos otros pacientes.

Según la encuesta FaceValues: Global Perceptions Survey, realizada en 2013 a más de 6.000 personas de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, México, Suecia, Dinamarca e Irlanda, se concluyó que el 77%  de ellas se sentían inseguras por el aspecto de su piel. Esto viene a confirmarnos que. si bien muchos problemas de piel no son graves en sí mismos, sí pueden generar un impacto muy profundo en la vida de las personas que los padecen, como muy frecuentemente ocurre con la rosácea.

¿Qué es la Rosácea?

Se trata de una afección crónica de la piel, con periodos de exacerbaciones o sobreagudizaciones. Se manifiesta como una inflamación localizada en la cara, enfrente, nariz, barbilla, mejillas y párpados.  Las zonas afectadas aparecen enrojecidas y pueden también mostrar capilares sanguíneos marcados y prominentes.

Las lesiones de la piel pueden acompañarse de sensación de ardor y picor local y, en algunos casos, pueden acompañarse de otras lesiones tipo acné.

Como ya comentábamos, no es una enfermedad peligrosa en sí misma, pero sí que puede afectar intensamente a nivel emocional, sobre todo en la autoestima y en la confianza de la persona. Incluso, en casos más extremos, puede evolucionar hacia lesiones permanentes del tipo de la nariz bulbosa.

Causas

Se desconoce su origen, pero sí que sabemos que determinadas circunstancias pueden funcionar como factores de riesgo:

  • Tener la piel clara.
  • Sonrojarse con facilidad.
  • Ser mujer.
  • Estar entre los 30 y los 50 años de edad.

En los hombres, aunque es menos frecuente, tiende a manifestarse con mayor virulencia.

¿Podemos prevenir la rosácea y sus reagudizaciones?

No se conoce un tratamiento convencional que cure la rosácea, pero si que existen una serie de medidas que pueden mejorar la sintomatología y paliar las reagudizaciones.

Sabemos que hay determinados factores que pueden desencadenar la rosácea o activar una crisis de reagudización en la piel de quienes ya la padecen, así que tener en cuenta una serie de recomendaciones puede ser de gran utilidad:

  • No exponerse directa e intensamente al sol y, en todo caso, usar siempre protección solar.
  • Evitar un esfuerzo intenso y prolongado en ambientes cálidos
  • Mantener una alimentación equilibrada evitando comidas fuertes como el chocolate, grasas, con mucha condimentación o el alcohol.
  • Los factores emocionales también pueden desencadenar una crisis, por lo que se debería evitar situaciones que provoquen estrés.
  • El clima frio y el viento pueden ser factores que agraven esta patología.
  • Se debe tener mucho cuidado con los cosméticos, porque pueden ser una causa de empeoramiento, dependiendo de sus componentes y de la sensibilidad particular de cada persona a ellos.

Tratamiento convencional

Dentro de las medidas convencionales de tratamiento están los antibióticos, locales y por vía oral, y otros medicamentos como la isotretinoina, además del láser y, en casos extremos, la cirugía para tratar determinadas lesiones permanentes.

Siempre es aconsejable llevar una alimentación equilibrada porque, aunque no sea la principal causa de la rosácea, una alimentación inadecuada puede favorecer tanto su aparición como la manifestación de sus agravaciones.

Será muy interesante apoyarnos en una alimentación que disminuya, en la medida de lo posible, un estado proinflamatorio dentro de nuestro organismo. Así, procuraremos evitar:

  • Todo tipo de alimento industrializado
  • Carnes rojas
  • Azúcar refinado y dulces, sobre todo los industriales
  • Alcohol, café y estimulantes
  • Refrescos
  • Harinas y cereales refinados
  • Margarinas y aceites refinados
  • Lácteos. Si deseamos consumir algún lácteo, los mejores son los ácidos tipo yogur o kéfir

Y, en cambio, intentaremos hacer una alimentación rica en:

  • Verduras y hortalizas
  • Cereales integrales (arroz, mijo, quinoa, avena…). Si comemos pasta o pan también procuraremos que sean integrales
  • Legumbres
  • Frutas, a poder ser locales y de temporada igual que las verduras
  • Frutos secos (nueces, almendras, avellanas…) y semillas (sésamo, girasol, lino…)
  • Si se desea tomar algo de proteína animal, lo ideal y en este orden: pescado, huevos y aves evitando que sean de crianza intensiva – industrial.
  • Podemos complementar la dieta con algunos productos como las algas o fermentados como el miso, entre otros

La Homeopatía y sus medicamentos

La Homeopatía siempre contempla a cada persona como un ser único e indivisible en el que todo es importante cuando enferma, no solo las lesiones propias de su dolencia sino también quién es. Esto implica contemplar su constitución, otras enfermedades pasadas o presentes, su comportamiento y su mundo mental y emocional, sus gustos y aspiraciones y su momento vital. Todo esto, junto con el aspecto y los síntomas que le provoque su rosácea, ayudará a determinar qué medicamentos homeopáticos estarán indicados para cada caso en particular.

Así, existen algunos medicamentos homeopáticos de uso frecuente que sirven para las lesiones y a su sintomatología como pueden ser CARBO ANIMALIS, ARNICA, SANGUINARIA CANADENSIS, EUGENIA JAMBOSA o CALCAREA FLUORICA, entre otros.

Otros medicamentos homeopáticos se relacionarán con el terreno de la persona, con esos aspectos que la definen y la predisponen a padecer una rosácea. LACHESIS MUTUS, SULFUR, SEPIA OFFICINALIS o THUYA OCCIDENTALIS son algunos de los medicamentos que se suelen relacionar con las personas más predispuestas a padecer rosácea y contribuirán a equilibrar todo su organismo, tanto en los aspectos más fisiológicos como en los emocionales.

En Homeopatía se deben de tener en cuenta las posibles situaciones desencadenantes del cuadro. Así, HYPERICUM PERFORATUM puede ser un buen medicamento en los pacientes en los que el desencadenante sea la exposición al sol. Cuando el estrés o la ansiedad sean las responsables, IGNATIA AMARA resultará de gran utilidad en muchos casos. Y, por poner otro ejemplo, cuando sintamos que una situación en la que nos hemos sentido humillados o frustrados puede haber sido el desencadenante de esa crisis de rosácea, entonces el medicamento que habrá que utilizar será STAPHYSAGRIA.

No tenemos que olvidar que la piel y las mucosas son vías que el cuerpo utiliza para eliminar las toxinas cuando los órganos naturales de drenaje, hígado y riñones fundamentalmente, están sobrecargados. En este sentido podremos también usar medicamentos homeopáticos que estimulen el drenaje y la detoxificación del organismo.  NUX VOMICA, LYCOPODIUM, CHELIDONIUM, SOLIDAGO, ANTIMONIUM CRUDUM, entre otros, contribuirán a activar la función de estos órganos de eliminación para liberar así a la piel de esa sobrecarga.

Así, el médico experto en homeopatía indicará el tratamiento más adecuado a cada paciente, teniendo en cuanta sus características particulares y utilizando los diferentes medicamentos homeopáticos relacionados con los niveles de acción que cada persona necesite.

Como siempre, todos los medicamentos homeopáticos pueden combinarse con cualquier otro medicamento o terapéutica cuando así lo consideren el médico y su paciente.

Ya sabemos, la #HomeopatíaSuma.

Si te ha gustado ¡compártelo!

corazon-azul_55

También te puede interesar

Fascitis plantar y homeopatía

Fascitis plantar y homeopatía

Se estima que el 80% de las personas que consultan por dolor en la planta del pie, sufren de fascitis...

mayo 17, 2021
boqueras

Homeopatía para el tratamiento de las boqueras

¿Qué son las boqueras? Las boqueras, también llamadas queilitis angular, rágades, boceras, boqueras o perleche, son unas de las lesiones...

mayo 10, 2021
La homeopatía, una medicina para toda la familia

La homeopatía, una medicina para toda la familia

Tras la regulación de la Terapéutica Homeopática en España y como ha ocurrido en otros países, la homeopatía ha tenido...

mayo 4, 2021

Suscríbete a Homeopatía Suma

Recibe en tu email todas las novedades de la web

Al rellenar este formulario, aceptas la política de privacidad de la ANH y nos otorgas tu consentimiento expreso, libre e inequívoco para incorporar tus datos a nuestra base de datos y enviarte noticias, links e imágenes mediante email. En cumplimiento de la ley 34/2002, de 11 de julio de Servicios de Sociedad de la Información y de Correo Electrónico (LSSI), te informamos que tu dirección de correo será incluida en un fichero automatizado, utilizado para el envío de información sobre salud y homeopatía. La ANH garantiza un uso limitado de los datos a los fines descritos, y se compromete a respetar los derechos recogidos en el Reglamento escribiendo un mail a informacion@homeopatiasuma.com.

Imagen suscripción

¿Quieres que te mantengamos informado/a?

Suscríbete a Homeopatía Suma

La información proporcionada en este sitio web no pretende sustituir la atención médica o profesional. Homeopatía Suma no se responsabiliza de que sea totalmente completa, ni del uso que de ella pueda hacerse. Para obtener un consejo profesional más riguroso y acertado, y resolver dudas, le recomendamos que consulte a un médico homeópata. En el siguiente directorio encontrará un listado de profesionales de confianza asociados a la ANH: https://profesionales.homeopatiasuma.com